Se quejan purificadoras de altos cobros de SIMAS

Recibo llega hasta por 15 mil pesos mensuales; además continúan operando expendios clandestinos

Continúan trabajando Expendios de Aguas Purificadoras Clandestinas.
PUBLICIDAD

Integrantes de la Asociación de Aguas Purificadoras denunciaron excesivos cobros de parte del SIMAS, sumas que superan los 15 mil pesos mensuales, aunado a esta problemática la Secretaria de Salud, continua permitiendo el crecimiento de establecimientos de agua purificada piratas y que ponen en riesgo la salud de los consumidores.
Oscar Gelasio Leal Presidente de Unión de Purificadoras de Agua denunció que el Sistema Intermunicipal de Aguas y Saneamiento representa un monopolio, que solo está viendo por sus intereses y abusando en los cobros excesivos tanto de usuarios con tarifa doméstica, comercial e industrial, por lo que hacen un llamado a Conagua para que intervenga en los abusos exorbitantes que realiza la dependencia a la población de Frontera y Monclova.

Denuncian excesivos cobros del SIMAS.

Detalló que como comerciantes, algunos pagan cuota fija de hasta 5 mil pesos mensuales mientras que algunos otros tienen recibos de agua potable hasta por 15 mil pesos.
Aunado a esta problemática asegura que existen en Monclova 30 establecimientos de agua purificada clandestina y a pesar de contar con el reporte de la ubicación, la Secretaria de Salud no hace nada para impedirlo.
Cabe mencionar que la Asociación de Unión de Purificadoras cuenta con 110 agremiados de municipios como Monclova Frontera y San Buenaventura, y en total 300 expendedores de agua purificada, se informó que cuenta con la documentación requerida por COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), lamentablemente el clandestinaje en este rubro es por personas que están lucrando aprovechándose de las necesidades de la gente.

Finalmente indicó que pagan más en el recibo de agua potable que en el de Energía eléctrica que es pago bimestral. Preciso que urge que COFEPRIS visite estos establecimientos clandestinos y los cierre, asegurando representan un peligro para la población, de igual forma el llamado a Conagua para que supervise los elevados cobros que realiza el SIMAS para la Población.