Se suicida mujer en Praderas inyectándose veneno

El hallazgo fue realizado por la pareja de Karla, quien indicó a las autoridades que había llegado a su casa encontrando a su mujer acostada en la cama y al llamarla esta no reaccionó

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal tomaron conocimiento de lo que parce ser un suicidio.
PUBLICIDAD

Una mujer fue encontrada sin vida en su cama por su pareja la madrugada de ayer, y al ser revisada por socorristas de Cruz Roja estos no le encontraron nada alarmante, pero se informó que se suicidó inyectándose una sustancia no determinada e ingirió veneno.
Lo anterior fue descubierto por elementos de la Agencia de Investigación Criminal, a quienes se les había reportado una muerte natural, por ello solicitaron el apoyo de personal de Servicios Periciales, para el levantamiento de las evidencias, que consistían en un bote de veneno para cucarachas, una jeringa y una nota.

La fallecida fue identificada como Karla Margarita de Jesús Romo Saiz, quien contaba con 26 años de edad, y su domicilio en la calle Villa Verde, número 728, de la colonia Praderas del Sur, Tercer Sector, a quien se le encontró una nota que indicaba que ya no quería vivir.
El hallazgo fue realizado por Elías Noé Llanas García, pareja de Karla, quien indicó a las autoridades que había llegado a su casa cerca de las 00:30 horas, encontrando a su mujer acostada en la cama y al llamarla esta no reaccionó.
Tras varios intentos por despertarla, Elías Noé aseguró que se preocupó y solicitó el apoyo de socorristas de Cruz Roja, para que la revisaran y la trasladaran a un hospital, pensando que sólo había perdido el conocimiento.

También puedes leer: Busca AHMSA socios

Después de varios minutos arribaron los socorristas de la benemérita institución, quienes la revisaron, pero desconocieron las causas de su muerte, ya que no presentaba ningún síntoma de enfermada o huellas de violencia.
Más tarde, arribaron los elementos de la Agencia de investigación Criminal, quienes al indagar localizaron el bote de veneno, la jeringa y la nota a un lado del cuerpo, el cual al revisarlo se le encontró una huella de inyección en el brazo izquierdo.

Personal de Servicios Periciales, tras hacer el levantamiento de las evidencias enviaron el cuerpo a una funeraria para la necropsia de ley, descubriendo que la mujer había muerto por intoxicación aguda por acefato, bradicardia en corazón y parálisis pulmonar, lo que le causó un paro respiratorio.
Por lo anterior, los investigadores de la Fiscalía General del Estado presumieron que se pudo tratar de un suicidio, pero aun así se realizará la correspondiente averiguación para descartar un homicidio.