Se van a paro en purificadora

Suspenden comisiones por ventas a trabajadores; se manifiestan en el exterior de la empresa

La cancelación de la comisión de venta es “una práctica que no es correcta, anti económica para la empresa”.
PUBLICIDAD

Frontera Coahuila.- Trabajadores de la purificadora Santa María exigen que sus patrones respeten sus derechos laborales y se les brinde seguro médico, se les respete la comisión de venta que durante toda su vida laboral les han reportado, piden un aumento de salario y más prestaciones.

Aseguró “representante legal de la empresa” Alan Cerda que no trabajaban porque no había luz.

El día de ayer cerca de 35 trabajadores se unieron a un paro laboral que durará hasta el día de hoy o hasta se les atienda, con el fin de hacerles valer sus derechos laborales ya que a pesar de que trabajan repartiendo agua purificada Santa María están registrados en un outsourcing llamado Fletes Delta donde no les brindan seguro médico, y las unidades que conducen carecen de algún tipo se aseguradora.

El Licenciado Cristian Ponce, asesor legal de los trabajadores indicó que esta empresa “externa” es de la persona Miguel Ángel Williamson Bosque hermano del ex Alcalde de Monclova, Jorge Williamson, directivos de la empresa les informaron a lo trabajadores hace una semana que ya no se les pagaría la comisión de un peso por cada mil garrafones que venden.
Situación a la que el “representante legal de la empresa” Alan Cerda dijo que el pago de esta comisión es “una práctica que no es correcta, anti económica para la empresa, no para los trabajadores” además aseguró que la compañía de Fletes y la Purificadora son del mismo dueño.

Licenciado Cristian Ponce, asesor legal de los trabajadores.

A la llegada de esta casa editora ante el reporte del paro laboral, esta misma persona indicó que los trabajadores no se encontraban laborando ya que por las inclemencias del tiempo se habían quedado sin luz, aunque al final esto fue desmentido por el mismo abogado y trabajadores, y la situación obvia al espectador.

Cristian Ponce indicó que harán llegar a los directivos de ambas empresas, que en este caso es el mismo, un pliego petitorio que ya que no se les ha aumento el salario desde hace cuatro años, no hay seguridad física e integral para el chofer en esta contingencia, en caso de un accidente laboral, los gastos corren por parte del trabajador además que el patrón no se ha sensibilizado con los trabajadores ni ha tomado las medidas sanitarias dictadas por la Organización Mundial de la Salud y por las autores sanitarias de la región.

No se les brinda ningún tipo de uniforme, en caso de que se les descomponga la unidad con la reparten el vital líquido, el chofer debe buscar pos su cuenta cómo arreglarla pues reciben respuesta de “si te interesa el trabajo, arréglalo”.

Los repartidores no trabajaran hasta que se les haga valer sus derechos.

La distribución del agua estará detenida hasta nuevo aviso, cuando las autoridades de la empresa lleguen a un arreglo ante este pliego petitorio que garantizará los derechos del trabajador.
Mientras tanto, el asesor legal de los trabajadores pidió a la Secretaría del Trabajo como a los inspectores del trabajo la revisión de las condiciones de este lugar.