La PROFECO, intensifica la supervisión por las ventas del Buen Fin que inicia el 15 de noviembre.

Piedras Negras, Coah.- Los sellos de suspensión que la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) instaló en diferentes comercios locales, se debe  que los precios no están a la vista del público.

De acuerdo a Ludivina Benavides Urenda, subdelegada local de la dependencia federal, dijo que los sellos visibles estarán ahí hasta que los comercios subsanen las irregularidades.

Entre los más frecuentes están las farmacias, tiendas de conveniencia, entre otros, por lo que se exhortó a los establecimientos a marcar debidamente sus productos.

Aseveró que cada uno de los señalamientos que hace la PROFECO a los proveedores o prestadores de servicios por infringir la Ley Federal de Consumidor, son verificados de manera constante para evitar situaciones que pongan en desventaja al comprador.

Tras cumplir, de inmediato el departamento retira todas las advertencias que en un momento dado se colocaron.

Algunas de la medidas más vigilados, dijo, que los precios estén a la vista del público, el cumplimiento a las normas oficiales mexicanas, la calibración de básculas y de encontrarse irregularidades se levantan las actas circunstanciadas de hecho donde se abre este tipo de procedimientos que puede arrojar sanciones, suspensiones, multas e inmovilizaciones.

La PROFECO, intensifica la supervisión por las ventas del Buen Fin que inicia el 15 de noviembre vigilando los productos de temporada en cuanto a los precios de venta al público, que se otorguen cantidades exactas de los productos y se respeten las ofertas.

Exhortó a que los comerciantes se apeguen a lo que indica la ley, y que los consumidores conozcan sus derechos,  puedan presentar sus reclamaciones y darle el curso de aclaraciones que marca la PROFECO.