Semana 17

Llegó el fin de la temporada regular. El tiempo se fue volando. Parece que fue ayer que se dio el kickoff inicial. Hoy ya casi están definidos los playoffs. Están calificados: Eagles, Pats, Vikings, Steelers, Rams, Jaguars, Panthers, Chiefs y Saints. Ya solo hay tres lugares en juego; uno en la Conferencia Nacional y dos en la Americana.

Dos equipos se juegan el boleto de la Nacional: Atlanta Falcons y Seattle Seahawks. Atlanta tiene su futuro en sus manos. Si gana está dentro, si pierde dependerá de otros resultados. Recibe a Carolina, en un juego de lo más interesante. Si bien Carolina está calificado, siempre es bueno poder meterle el pie a un rival divisional. Además, para las Panthers es una buena prueba de cara a los playoff. Los Falcons deben regresar a ser esa ofensiva temible que podía anotar a cualquiera. Esta temporada no se sienten tan amenazantes. El equilibro ofensivo es fundamental para Atlanta. Cuando son capaces de correr es cuando mejor funcionan, ya que le da más espacio a sus receptores, sobre todo a Julio Jones, que en un buen día no hay quien pueda pararlo. Es momento que la de defensiva de Atlanta saque la cara. La presión sobre Cam Newton es clave, así como evitar que corra. Atlanta debe forzara a que Carolina gane el juego con el brazo de Newton.

Seattle depende de ganar y de una derrota Atlanta. La victoria está a su alcance. Se enfrentan, en casa, a los Arizona Cardinals, que este año tuvieron un desempeño bastante mediano con siete victorias y ocho descalabros. Los Seahawks necesitan que Russell Wilson tenga otra gran actuación, como lo ha hecho prácticamente toda la temporada. En Las Vegas son favoritos por nueve puntos, una diferencia considerable.

En la Americana hay, técnicamente, dos boletos, pero los Baltimore Ravens tienen un pie dentro, ya que llevan un juego de ventaja a sus perseguidores y reciben a los Cincinnati Bengals, que este año dejaron mucho qué desear. Los Titans tienen que ganar para para calificar. Lo malo es que han perdido sus últimos tres juegos, cierran contra Jacksonville, equipo que la semana pasada hizo ver mal, muy mal San Francisco. Le metió 44 puntos, algo inaceptable para un equipo que se jacta de tener una de las mejores defensivas de la liga. Titans contra Jaguars es uno de los juegos imperdibles. Tennessee debe echar toda la carne al asador. Los Jaguars estarán buscando reponerse de la derrota de la semana pasada y llegar con ritmo a playoffs.

Bills y Chargers todavía tienen esperanza. Los Bills necesitan ganar, que los Titans pierdan y que los Chargers pierdan. Si alguno de estos supuestos no se dan, estarán eliminados y seguirían sin playoffs un año más, para alargar la mayor sequía en la NFL. Buffalo visita Miami, su rival divisional. No será un juego fácil, pero creo que los Bills tienen lo suficiente para poder imponerse. Por su parte, los Chargers necesitan que Tennessee pierda y ganar, un escenario nada descabellado. Los Chargers reciben a los Raiders en otro juego divisional, que normalmente son buenos por las rivalidades. Los Angeles no se debe guardar nada. Yo esperaría un juego con puntaje alto.

Recuerde que todos los juegos son el domingo.