“Las pólizas se pagan, aún y cuando el afectado ceda las llaves de su vehículo”

Las compañías aseguradoras sí cubren la póliza de seguro a los automovilistas que les roban su vehículo con violencia, aún y cuando ellos mismos entreguen las llaves de su unidad al ladrón, después de ser amenazados, sostuvo el asesor de fianzas y seguros, Arturo Cabrera Barrón.
En las redes sociales circula un mensaje en el que se recomienda a los clientes de las aseguradoras que sufren el robo de su vehículo con violencia, tener cuidado a la hora de levantar su denuncia ante el Ministerio Público; por ejemplo, aclarar que les dieron un golpe y les arrebataron las llaves de la mano.
“Si dices que te amenazaron, te bajaste del carro y les diste las llaves por temor, la aseguradora no se responsabilizará del pago, argumentará que fue por tu propia voluntad y que no está tipificado como robo”, advierte el mensaje, y también se agrega que las compañías del ramo están poniendo trabas para hacer los pagos ante el incremento del robo de autos con violencia.

Cabrera comentó, que las aseguradoras sí están cubriendo la póliza de seguro a los automovilistas que sufren robos de esa clase, sin importar que el propio asegurado haya entregado la llave de su unidad al o los delincuentes, al recibir amenazas y estar en riesgo su integridad física.
Añadió que el único requisito para que se les haga efectiva la póliza es formalizar una denuncia ante el Ministerio Público.
El entrevistado, reconoció que en Coahuila se sigue registrado el robo de vehículos con violencia, pero van a la baja en comparación del año 2015, cada vez son menos los delitos de este tipo.
Precisó que el robo de vehículos en general se ha reducido en alrededor de 65 por ciento en la entidad desde el citado año a la fecha, de acuerdo a estadísticas que tienen las propias compañías aseguradoras.
Pero aclaró, que solo es en lo concerniente a vehículos que cuentan con seguro, desconocen si también han disminuido los robos en el caso de los automóviles que no tienen contratada una póliza.
En años anteriores, como el 2013 y 2014, dijo, era bastante común que coahuilenses que tenían asegurados sus vehículos sufrieran el robo de sus unidades en plena ciudad y en carreteras federales, incluso en otros estados a los que viajaban por motivos de trabajo o personales.