La noche de Navidad, la pasará deambulando por las calles.

Castaños.-Nadie pudo ayudarla, la noche de Navidad Karla estará deambulando por las calles, mujer que en su mundo es feliz al ver alucinaciones que la ponen contenta, sin embargo, cuando está lúcida clama la ayuda para poder dejar las drogas y poder sobrevivir.

Habitantes de esta ciudad observan con extrañeza a la mujer que deambula por las calles con una botella de pintura y sarolo que lleva a su boca, esta a su vez mancha su alrededor causando la expectación de los que pasan al lado de ella.

Aunque no es una mujer agresiva, preocupa a los automovilistas el que se atraviese cuando intenta cruzar una carretera, pues Karla no está en sus cinco sentidos y camina lentamente como si quisiera arrojarse a los automóviles cuando estos están en marcha.

Cuando se tenía una esperanza de que Karla pudiera rehabilitarse y poder llevar una vida mejor, la joven madre de familia rechaza toda ayuda y vuelve a su mundo de drogas.

Cabe recordar, que el pasado 20 de noviembre una mujer se drogaba frente a autoridades municipales y cientos de espectadores durante el desfile revolucionario en Castaños.

Esta mujer es Karla Cecilia Puente Chávez de 32 años de edad; tras darse a conocer la noticia de Karla, quien bailó y desfiló el pasado 20 de noviembre durante el evento Revolucionario en el municipio de Castaños, el titular de la casa de rescate RIAA (Recuperación Integral para Adolescente) fue en busca de los familiares de Karla hasta el municipio de Castaños, a fin de brindar el apoyo necesario a la joven madre de familia.

Fueron solo dos días los que la joven madre permaneció en el centro de rehabilitación, para la primera semana del mes de Diciembre Karla desistió de su recuperación.

Tristemente, Karlita prefirió el mundo de los zombis y las caricaturas que le divierten cuando está bajo los influjos de alguna sustancia tóxica, y continúa paseándose por las calles de esta localidad drogándose con spray y pintura.

Cabe mencionar, que la casa de rescate RIAA hizo todo lo posible por ayudar a la mujer castañense, sin embargo, no se pudo lograr que siguiera el proceso de rehabilitación.

Es importante destacar que familiares solicitan el apoyo para poder internarla en un centro de rehabilitación de paga.

Un lugar donde sea atendida y no pueda salir para que pueda rehabilitarse, sin embargo no cuentan con el recurso necesario para ayudarla.

Dicho lugar tiene un costo de 2 mil pesos para su ingreso, posteriormente 250 pesos semanales mas los viáticos, recurso con el que no cuenta la familia.