Así era la parroquia.

 

Por falta de interés de autoridades municipales, no se ha podido corroborar y plasmar la historia de los túneles de Monclova, los cuales datan desde antes de la fundación del Municipio, afirmó Ramón Williamson, cronista y miembro de la Sociedad Monclovense e Historia.
Explicó que el pasado miércoles, en la reunión que esta asociación tiene cada quince días, tocaron el tema dando lectura a un escrito que el mismo cronista realizó en la década de los 90s y salió publicado sobre la ubicación de los túneles.
“El sistema de túneles parte de la parroquia Santiago Apóstol, uno de ellos daba a la antigua tienda Santiago Valdez Sucesor, el siguiente llegaba hasta la iglesia la Ermita, uno más llegaba hasta la antigua calera y otro estaba conectado al kiosko de la plaza principal en el primer cuadro de la cuidad”, explicó.
Relató, que un primo de él que en ese momento no se encontraba, le platicó que cuando era pequeñ, vio que estaba haciendo trabajos el departamento de Obras Públicas en ese tiempo de fosas sépticas, cuando se abre un socavón y claramente se apreciaba un túnel, la madre de su primo lo reprende por estar viendo lo que estaban realizando y lo llevó a su casa jalándolo de la oreja.
Pero que él recuerda claramente cómo ocurrieron los hechos, además de que cuál era la dimensión de ese túnel, pero de ahí sabía de antemano que tanto la iglesia como el Municipio no quisieron dar declaración alguna acerca de esta situación.
Durante la entrevista se encontraba su primo Ramón Bosque, quien en su intervención relató que cuando derribaron el kiosko de la plaza rincipal, él estaba realizando un trámite en la Presidencia Municipal y que de repente escuchó unos gritos en la plaza.
“De inmediato bajé las escaleras para ver qué era lo que estaba pasando, cuando se vio un hueco enorme, justo donde ahora está la olla, pero eso no fue lo sorprendente, lo que nos sorprendió fue ver las escaleras que ahí había, pero de repente los mismos trabajadores mandaron echar una placa para tapar de inmediato el hueco que se había hecho”, dijo.
Comentaron que tienen varios proyectos en puerta los cuales serán presentados al Alcalde, pues en la pasada administración les habían hecho una propuesta de poner unas placas conmemorativas en las seis columnas que cuenta la plaza Alonso de León, pero antes de que esta terminara les dijeron que ya no había presupuesto.
Mencionó que la visita de un arqueólogo sería lo mejor, pero no cuentan con recursos para costearle el viaje o los viáticos y que sea quien se encargue de sacar a la luz los túneles que están debajo del Municipio.
Agregó, que hay datos de que los túneles miden un metro de ancho aproximadamente así como un metro 20 centímetros de altura y están hechos de piedra pómez y caliza.
“De sacar a la luz la historia de los túneles sería un gran acierto, pues Monclova sería un lugar más turístico pero no sabemos ni por qué la iglesia se opone a que estos túneles sean conocidos, pues ya cuentan con más de 400 años de antigüedad”, finalizó.