A pesar de recibir el tratamiento médico, las gemelas Juanita y Nataly que presentaban un alto grado de desnutrición, continúan debatiéndose entre la vida y la muerte.

La subprocuradora de los Niños, Niñas y la Familia, Leticia Sánchez Campos comentó que lamentablemente la salud de las pequeñas es muy delicada y esperan que los médicos del Amparo Pape de Benavides puedan salvarlas.

Señaló que la información que han recibido de los médicos es que es un proceso tardado pues la desnutrición que presenta las pequeñas no es de uno o dos días, sino que vienen arrastrando desde su nacimiento.

Aseguró que están trabajando incansablemente para que las menores salgan adelante, pero la información que han recibido es que están delicadas y en caso de salir adelante podría haber secuelas.

“Nos mantenemos firmes, nuestra prioridad es que reciban el tratamiento que requieren, posteriormente analizaremos la forma en que vamos a proceder con sus padres”, recalcó la Subprocuradora.

En cuanto al proceso, Sánchez Campos comentó que las investigaciones que han realizado permitieron establecer que la desnutrición que puso en peligro la vida de las gemelas es producto de negligencia y omisión de los padres y no por pobreza.

Indicó que actualmente la dependencia le ha retirado la guardia y custodia de las menores que se encuentran bajo resguardo de la Procuraduría, pues ha quedado demostrado que ni ellos, ni familia de apoyo pueden hacerse cargo de las niñas.

Las dos pequeñas de 8 meses de edad, pesan solo 3 kilos, permanecen internadas de emergencia en el hospital Amparo Pape de Benavides y se encuentran bajo resguardo de la Pronnif pues no serán regresadas a sus padres, ni a familiares de apoyo.