Bombas chupacharcos no se dan abasto

FRONTERA, COAH.- La lluvia del pasado jueves generó caos vehicular al inundarse los puentes a desnivel de la carretera 30 y calle Almadén; Jesús Benito Zertuche López, director de Protección Civil dijo que solo fueron unas cuantas horas y que las bombas funcionan pero el agua era mucha.
Llegó un momento en el que los puentes tenían agua, se tuvo que desalojar, no se interrumpió el tráfico y en el puente de la occidental estuvimos dando paso por arriba del puente de manera provisional, pues el agua tardó en bajar.
Señaló que hicieron rondines en la periferia y lo más crítico fue en la calle Ferrocarril de la zona Centro de Frontera en donde las condiciones no son las correctas, las viviendas quedaron en zonas bajas y esto genera que con el agua que queda atrapada en esta área se inunden algunas viviendas.
No fue necesario el desalojo, solo fue la preocupación de que las lluvias pudieran continuar y que ocasionaran daños mayores, pero llovía por unos minutos y después no, esto benefició mucho.
En el arroyo de Frontera se tenía un nivel de 50 a 60% de la capacidad del arroyo, se estuvo monitoreando, no llegó agua del municipio de Castaños, pues regularmente es el agua que baja de aquel municipio el que detona una situación poco más complicada para Frontera.
Se hace una laguna entre los centros comerciales ubicados en la carretera 30, el puente a desnivel quedó bloqueado por el agua y la laguna tampoco daba acceso a los conductores que tuvieron que esperar a que el agua disminuyera.
El director comentó que se espera más lluvia pero no tanta como la del pasado jueves, por lo que recomendó a la ciudadanía a tomar sus precauciones.