Tarda hasta hora y media en quitarse el esmalte y tres horas en pintarlas de nuevo.
Ahora que las uñas postizas están tan de moda, déjanos presentarte a Simone Taylor, una joven de 16 años que ha llamado la atención en Instagram debido a que en 3 años no se ha cortado las uñas y acostumbra publicar fotos de ellas y sus propuestas de esmalte.

Desde el 2014, Simone decidió no volver a cortar sus uñas y a la fecha, sigue dejándolas crecer. La joven relató que la razón porqué la que empezó a dejar sus uñas crecer, fue por la obsesión que tiene por el nail art (decoración de las uñas).

Entre los datos curiosos de las uñas de esta joven, es que se tarda al menos una hora y media en retirarse el esmalte y tres horas en pintarlas de nuevo. Cada dos semanas se las pinta con la intención de que se vean bonitas y bien cuidadas.

“Mucha gente cree que ir al baño, ponerme maquillaje o escribir en mi teléfono es difícil, pero -sorprendenmente- no es para nada un problema. Sin embargo, cosas como recoger monedas o tomar la tarjeta de crédito son un poco complejas”, dijo la joven.

sdpnoticias