El homicidio de Juanita Hernández Salazar podría quedar impune, debido que las autoridades no cuentan con alguna pista concreta para dar con el paradero del cafre que la atropelló la noche del pasado lunes en calles de la colonia Occidental.

Y es que testigos del fatal accidente suscitado cerca de las 19:00 horas del pasado lunes no aportaron datos concretos acerca del vehículo que embistió a la mujer que contaba con 57 años cuando caminaba por la calle Alonso de León y la Privada Morelos.

Los testigos se limitaron a decir que el cafre que dio muerte a la quincuagenaria conducía a exceso de velocidad un automóvil de color blanco, sin precisar marca, modelo o placas de circulación, dejando a la deriva las averiguaciones de los detectives de la Agencia de Investigación Criminal.

A pesar que no se cuenta con una línea de investigación en relación al presunto responsable, las autoridades se encuentran indagando para dar con el paradero del cafre que atropelló a Juanita, quien a pesar de ser auxiliada por socorristas de Cruz Roja, murió en el hospital, a consecuencia de las serias heridas con las que resultó.