Sobre proveedores predilectos y ‘moches’, AMLO señala que ya ‘no hay’

El Presidente informó que dichas prácticas han quedado en el pesado, y quien aún continúe ejerciéndolas terminará en la cárcel

Andrés Manuel López Obrador aseguró durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional que en su gobierno no hay «proveedores predilectos», ni tampoco existen los «moches».
PUBLICIDAD

Luego de señalar que estas prácticas ya se consideran del pasado, lanzó la advertencia de que si aún hay quienes están pidiendo «moches» o extorsionando van a ir a la cárcel y sin derecho a fianza.

«Ya se acabó la corrupción. Ya puedo decirlo, aunque no le guste a los adversarios» dijo y luego sacó un pañuelo blanco para ondearlo en son de paz.

Sobre los llamados «moches», el Presidente explicó que es la entrega de dinero adicional al presupuesto, añadiendo que no habrá este tipo de dádivas.

«No hay, no hay», subrayó López Obrador en alusión a las presiones de los organizaciones campesinas se manifiestan en las calles.