Solicita donadores de sangre

Juan “La Marsopa” Castro quiere recuperar su salud y regresar al ring.
PUBLICIDAD

Era 1970, cuando Juan “La Marsopa” Castro vivía su mejor momento como pugilista, recibió su licencia para pelear en Estados Unidos y conquistó los “Guantes de Oro” en Los Ángeles, California. Actualmente tiene 72 años, no baja la guardia, quiere seguir en el ring y pide sangre o negativo para recuperarse de una operación de la vesícula.

La “Marsopa”, como se le conoce desde los diez años a Juan Humberto, luego que su profesor de cuarto año de primaria le puso este mote porque nadaba muy bien en las excursiones, se encuentra convaleciente en su casa ubicada en la colonia el Pueblo.

Recuerda que el mes pasado no pudo festejar sus 39 años como entrenador por su operación y tampoco el día del boxeador, que fue ayer, sin embargo, quiere celebrar su cumpleaños el próximo 29 de junio y como único regalo quiere recuperar su salud.

A pesar que se encuentra débil, está lúcido y recuerda que a los 23 años decidió ir a Estados Unidos a probar suerte y se estableció en California por cuatro años.

Pronto, se ganó un lugar en el gimnasio Main Street y estuvo esparreando con grandes pugilistas de la época como Armando Ramos, Rubén Navarro, “Coloradito” López, Orlando Parra, entre otros.

Un día recibió la oportunidad de representar a su gimnasio y fue inscrito en el torneo amateur “Guantes de Oro”. Su buena combinación de golpes lo llevó hasta la final donde se enfrentó al anfitrión, a quien venció por decisión.

Por su brillante actuación, hizo una gira por todos los condados de California y estuvo a punto de pelear en Las Vegas, pero una lesión en una mano lo descartó.

A su regreso a Monclova debutó como profesional, pero no duró mucho tiempo y volvió en busca del sueño americano.

Hoy considera que fueron sus mejores años como boxeador, para luego iniciar su etapa de padre de familia y entrenador, esta última fue como ayudante de Don Julio López (+).

Trató de independizarse en el Gran Chaparral, Ferrocarrileros de Frontera, club Tomexa y se consolidó por muchos años en la Cooperativa del Sindicato Minero. Hace tres años, las autoridades municipales, lo reconocieron con su propio gimnasio ubicado en el sector oriente de la ciudad.

“Quiero recuperar mi salud, quiero regresar a mi gimnasio y seguir haciendo boxeadores. Mi sueño es debutar a Luis Valdez, quien es campeón nacional y sudamericano amateur del CMB”, expresó “Marsopa”.

 

PEDIMOS EL APOYO A LA CIUDADANÍA

Desde hace varias semanas, la familia se encuentra en una situación complicada debido a que no encuentra donadores de sangre tipo o negativo y hacen el llamado a la ciudadanía en general.

“Entendemos que es complicado conseguir este tipo de sangre, hemos tocado varias puertas, pero es muy difícil. Tuvimos dos voluntarios, eran adultos mayores, entonces no pudieron hacerlo”, indicó.

Por último, hizo el llamado a donar este tipo de sangre el próximo lunes en el ISSSTE a partir de las 7:30 de la mañana, sólo es necesario presentarse y dar el nombre de Juan Humberto Castro.