La menor se quejaba de que le dolía el corazón

FRONTERA, COAH.- La mañana de ayer la menor que recibió una descarga eléctrica en el jardín de niños 21 de Marzo de la colonia Bellavista fue llevada al médico para que la revisara, esto luego de que presentó una taquicardia además del daño psicológico.
La mañana de ayer los padres de la menor se hacían cargo de lo que le pasa a su hija, fueron con un médico, cuando su hija mayor les habló diciéndoles que la niña se quejaba de un dolor en el corazón y estaba muy asustada, regresaron a su hogar y la llevaron con un cardiólogo le hicieron un electro.
Ahí mismo el doctor les recomendó que para descartar daño se le hiciera un estudio, la niña cuenta con seguro social, pero fueron con un particular para que la atención fuera más pronto.
Ayer por la mañana Antonieta Reyes, directora del platel, le envió un mensaje para que llevara a la niña al jardín con una psicóloga para darle la atención a la menor, pero debido a que estaban con el cardiólogo no la llevaron, además de que la menor no quiere ingresar al jardín de niños.
“Pero lo primero es la salud de la pequeña y descartar que tenga algún daño, posteriormente sí quiero que le den la atención psicológica”, señaló la madre Mirna Moreno.
La tarde del miércoles también recibió atención médica y la directora pagó la consulta con un pediatra, la madre pidió que ellos pagaran los estudios pues la familia no contemplaba ese gasto.
“No sabemos cuánto cuesta, es un gasto inesperado, el estudio que mi hija necesita según el doctor es un tac para revisar que no le haya afectado la descarga eléctrica”, comentó la madre.
Dijo que hoy su niño se gradúa, gastaron en eso, pues contemplaban una fiesta y se suspendió por el problema que presenta la niña.
Comentó que desde que pasó el accidente en donde la menor recibió la descarga eléctrica ella no está bien, se le nota muy intranquila, la tiene que llevarla al baño y acompañarla a todas partes, por las noches despierta asustada y temblando y pide que le dejen el foco encendido.