Sufren abandono 20% de ancianos

En la región son cerca de 100 adultos mayores que carecen del apoyo de sus hijos

PUBLICIDAD

En México se estima que el 20% de los adultos mayores están en abandono, en el caso de la región centro-desierto son 100 personas mayores de 60 años que ya no son atendidos por nadie, y en Monclova hay 20 personas en esta situación.
Así lo señaló el Coordinador Regional del DIF Coahuila, Josué Jiménez Flores tras comentar que por iniciativa de la Presidenta del DIF Coahuila Marcela Gorgón de Riquelme se inició este año el programa AMA –Adultos Mayores en Abandono- y se tiene un censo de las personas que se encuentran en estas condiciones.
Al inicio de este año, en Monclova, registraron 14 personas en esta situación, pero en un reciente segundo censo, se han encontrado que aumentó el número hasta 20 personas en abandono.

Comentó que de acuerdo al programa, estos Adultos Mayores son personas de avanzada edad que ya no se pueden valer por sí mismas, es decir, no se pueden mover con facilidad, no se pueden preparar sus alimentos, etcétera.
Pero además, que nadie de su familia los atiende, así que se busca entre los vecinos alguien que esté disponible a prepararle sus alimentos y atenderlo, estar al pendiente de lo que pueda necesitar.
Sostuvo que el DIF Coahuila cuenta también con el apoyo de los organismos municipales para estar al pendiente de quienes se han detectado como personas mayores que ya no son atendidos por sus familiares y que requieren de alguien para salvar sus necesidades básicas.
Indicó que, a los vecinos que aceptan ayudar a estas personas, se les entrega una despensa constante para que le prepare sus alimentos al adulto mayor en abandono, pero también, se integran a estas personas a un programa constante de revisión médica para monitorear su salud.

Josué Jiménez Flores, Coordinador Regional del DIF Coahuila.

Asimismo, en caso de ser necesario se le brinda al adulto mayor otro tipo de apoyos como el sicológico si se siente en estado de depresión por el abandono, o bien hasta legal por si requiere efectuar alguna situación jurídica para la legalización de sus bienes, como por ejemplo el testamento si es que dejará herencia.
Consideró el entrevistado que por lo general los adultos mayores que ya no pueden valerse por sí mismos y que están en abandono, sí necesitan atención para evitar que caigan en depresión.
Porque hay personas adultos mayores que no viven con sus familiares pero que ellos aún están fuertes para poder valerse por sí mismas, e incluso, se integran a grupos de adultos mayores que promueve el DIF.
Hizo un llamado primero a los hijos que abandonaron a sus padres, para que reflexionen y encuentren la manera de brindar la atención que sus progenitores necesitan.
Y luego, un llamado a la caridad de las personas para que al detectar cualquier adulto mayor en abandono lo ayuden, en primera instancia, reportando su situación ante el DIF Coahuila, y luego apoyándolo con la elaboración de sus alimentos diarios.
Sostuvo que aún hay gente buena que está dispuesta a dar un poco de su tiempo para la atención de estas personas, que sin ser sus familiares, le atienden en la elaboración y entrega de sus alimentos.

En México, el 20% de los adultos mayores se encuentra en abandono.

Pero aún falta más ayuda, dijo el entrevistado, así que de ser necesario las personas que estén dispuestas a apoyar estas acciones del programa AMA –Adultos Mayores en Abandono- pueden integrarse a las actividades que desarrolla el DIF Coahuila en la búsqueda del bienestar de las personas que ya no son atendidas por sus familiares.
De acuerdo a las estadísticas y estudios, el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Autónoma de México –UNAM- en el 2025 en México podría haber 14 millones de adultos mayores, un gran porcentaje de ellos en abandono.
Este organismo propuso a las instituciones sociales, el impulsar acciones de prevención, para integrar a estas personas que llegan a la tercera edad con actividades de convivencia, procesos para integrarlos a la sociedad con proyectos de educación y cultura.
Mientras que en el caso de la cultura, es necesario aumentar la conciencia en el ámbito de la educación a las nuevas generaciones, de la importancia del cuidado que requieren los adultos mayores, pues solo así, podría registrarse un cambio en el futuro y evitar las estratosféricas estadísticas de adultos mayores en abandono.

Los programas de convivencia social de adultos mayores buscan disminuir la estadística de personas mayores en abandono, para que se integren a la sociedad y vivan con una mayor calidad de vida.