Decenas de alumnos de preescolar y primaria de la región Centro se encuentran en depresión actualmente tras problemas de desintegración familiar y violencia doméstica, lo cual alarma a las autoridades de Educación Especial Estatal.

Por temor a que estas situaciones pueden incluso llevar a los niños hasta el suicidio, las autoridades educativas organizan encuentros con padres para mejorar las emociones de los estudiantes.

Y es que por fortuna en Monclova y la región no han acontecido casos de suicidio en menores, sin embargo en Saltillo, recientemente alumnos de primaria han decidido terminar con sus vidas por problemas que tenían y sus familiares no se percataron de ellos.

Ayer en las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional profesores impartieron una conferencia a padres de familia.

La maestra Violeta Cárdenas expuso cinco talleres que fortalecerán las emociones para prevenir la depresión que ha llevado a alumnos al suicidio.

Explicó que las emociones son parte de la naturaleza humana, que dan información sobre lo que está viviendo cada persona, por ello el encuentro con los padres organizado por la Zona escolar 201, en el cual se pretende ofrecer diversas herramientas para el manejo de las emociones y así poder llevar a los niños una conciencia emocional.

Se están atendiendo alrededor de 28 escuelas de preescolar y primaria, donde hay cantidad numerosa de niños con problemas de depresión.

En los alumnos depresivos se detona el bajo rendimiento escolar, apatía, desagrado, no quieren socializar.

La desintegración familiar y el maltrato son los factores por los que se da la depresión, actualmente hay mucha familia desintegrada, hijos con madres solteras o padrastros, con diferentes problemáticas que conllevan a esta situación de tristeza incluso hasta la marginación.

“Educación Especial Estatal dan atención de psicología a alumnos con problemas de conducta o con Trastorno de Déficit de Atención o hiperactividad, personas autistas o con discapacidad, se dan terapia también a problemas de disciplina” mencionó Marcela Herrera Gallardo, supervisora de Educación Especial Estatal.

Aclaró que los padres de familia deben de estar al pendiente de los cambios de conductas de sus hijos, pues al tener un radical cambio de acciones y emociones, los menores indican que algo está mal.