SAN BUENAVENTURA, COAH.- Fuerte es la crisis económica por la que atraviesan los vendedores procedentes del sur de la República quienes pese a portar carritos con vistosos adornos navideños, es poca la aceptación que tienen de parte de la población.

Tomasa Reyna de Jesús originaria de Veracruz dice que desde el pasado lunes llegaron procedentes del sur del país con adornos para los arbolitos de Navidad, ventanas y puertas alusivos a esta temporada pero la gente no se detiene a verlos.

Además y como una alternativa de venta en su carrito porta plantas raras y singulares que no se ven por acá como es el caso de la Muñeca, Galatea, Palo de Brasil, Corona de Cristo y Abundancia entre otras.

Animada por la plática la vendedora dice que cada año resulta más difícil vender sus artículos pues la gente busca asegurar el alimento de sus hijos antes que comprar adornos, “pero nosotros vendemos los adornos precisamente para darles de comer a nuestros hijos”, dijo en tono sonriente la mujer.

Mientras habla de su experiencia como vendedora los peatones se detienen a mirar el puesto ambulante, preguntar para después continuar su camino.

Con más de veinte años de experiencia en ventas en la calle, la entrevistada dijo que pese a la crisis nunca dejará de ser vendedora ambulante porque le da muchas satisfacciones.