Temen se desborde arroyo en Castaños

Vecinos de la 21 de Marzo denunciaron a una vecina que ha arrojado escombros al lugar

Vecinos y autoridades municipales detuvieron la obra.
PUBLICIDAD

Castaños Coahuila.– Vecinos de la colonia 21 de marzo temen por lluvias que se han pronosticado pues viven a la orilla de arroyo mismo que fue tapado con tierra por una vecina quien limpiaba su terreno para construir, aseguró que al final de la construcción lo limpiaría.
El día de ayer el señor Rafael Rivera quien habita en la privada Lagos de Chapala de la colonia antes mencionada informó que su vecina “Romelia” tenía maquinaria limpiando un terreno, y toda la tierra la habían vaciado al arroyo, lo que iba a obstruir el paso natural del agua cuando lloviera.

La mujer informó que se haría pasada por arriba del arroyo.

Son cerca de 10 familias las que se verían afectadas al momento de que el agua desembocara en esta privada y no siguiera su rumbo, al momento de indagar en el lugar, llegó la mujer explicando que la tierra y escombro se colocó sobre el arroyo pues “seguramente va a llover”.
Mencionó que solo por ‘mientras’ todo se acumularía ahí y después se volvería a contratar la maquinaria para limpiar el lugar y hacer una obra con tubería para que el agua no perdiera su rumbo y pudiera haber paso por arriba de este, es decir se colocaría un tipo de puente para pasar de un lado a otro.

Ante esto más vecinos se unieron a la problemática ya que también temen que de un día para otro lleguen las lluvias y ellos sean los afectados, pues mencionó una mujer “Romelia es que tú no estás aquí, tú vas y vienes nosotros aquí nos quedamos y nosotros somos quienes nos vamos a quedar con el problema”.

En seguida autoridades del departamento de Obras Públicas revisó la situación por lo que pidieron los permisos de conducción con los que la propietaria no contaba, por lo que pidieron que se parara la maquinaria y el trabajo hasta tener el punto bueno de protección civil y el permiso de construcción.
Al finalizar esta edición, la señora Romelia aseguró que se limpiaría todo lo que se arrojó al arroyo para no perjudicar a sus vecinos quienes estaban molestos por no haber avisado de antes a las autoridades, así como ellos para prepararse para una posible inundación.