Tenía una herida en la nariz; ignoraba era por cáncer de piel

Si bien los cirujanos pudieron neutralizar el peligro del carcinoma, tuvieron que extirparle gran parte de la fosa nasal y reconstruirle la nariz con piel de la frente

No es recomendable automedicarse, lo mejor siempre será ir con un especialista, aunque las molestias sean pequeñas -aparentemente-.

Esto lo aprendió a  la mala Cindy Biddle, de 42 años, quien se enteró accidentalmente que padecía cáncer de piel luego de tratarse por meses con cremas una herida en la nariz.

Fotos: Cindy Biddle

De acuerdo con el relato contado a The Mirror, la mujer tuvo que someterse a la extirpación de parte de la fosa nasal después de que los doctores descubrieran que su pequeña herida era en realidad un cáncer.

Desconocedora de su grave dolencia, en un inicio trató la lesión con una crema antibiótica que le recetó el médico.

Fue al ir a una clínica ambulatoria por una migraña grave que sufría cuando le refirieron a un especialista tras verle la nariz.

Me dijeron que el cáncer probablemente había estado creciendo por décadas, posiblemente desde que tenía 12 años”, explicó.

Si bien los cirujanos pudieron neutralizar el peligro del carcinoma, tuvieron que extirparle gran parte de la fosa nasal y reconstruirle la nariz con piel de la frente.

La reconstrucción tuvo como secuelas una gran inflamación y heridas visibles, las cuales “eran bastante chocantes, aunque no había forma de ocultarlas”, dijo Biddle.

Fotos: Cindy Biddle

A día de hoy sus cicatrices han sanado casi en su totalidad y Cindy se dedica a explicar los peligros del cáncer de piel, así como la importancia de su protección.

Fotos: Cindy Biddle