Tigres da el primer zarpazo en la final del fútbol mexicano

Alcanzando su gol 104 para igualar a Tomás Boy como máximo goleador de los auriazules, Gignac aventaja 1-0 a los universitarios

Gignac igualó la marca de Tomás Boy como máximo artillero de los Tigres/ Omar Saucedo
PUBLICIDAD

Las emociones rodaron junto con el balón en el partido de ida del Clausura 2019Tigres y León se disputaron en «El Volcán» la ida de la gran final. El instinto asesino de André Pierre Gignac aventajó 1-0 a Tigres sobre León, con este tanto el francés iguala con marca de 104 goles a Tomás Boy como máximo anotador de Tigres. El nuevo monarca del futbol mexicano saldrá a la luz este domingo con el partido de vuelta escribiéndose en el Estadio León.

Tigres saltó al empastado hambriento de gol, el chileno Vargas probó su pierna en el amanecer del partido, pero Rodolfo Cota solo vigiló el disparo que se fue por un costado. La fiera guanajuatense quiso reaccionar, pero a su falta de claridad al ataque, se sumó una defensiva regia intratable.

La locura invadió a los auriazules exactamente al minuto 20 de tiempo corrido, Gignac sacó su magia y se mostró como verdadero cazador dentro del área. “Bombero» mandó de pierna derecha un balón al fondo de la red aprovechando rebote de Cota tras un disparo de Quiñones. Este tanto le vale al francés igualar la marca de Tomás Boy como máximo artillero de Tigres con 104 goles.

Tras el tanto auriazul la defensiva guanajuatense tuvo problemas en su área por falta de comunicación entre jugadores, esto sumado a León su falta de claridad y orden en su ataque. Ángel Mena resolvió de manera errónea su chance en mano a mano con Nahuel Guzmán al no controlar el esférico y dando cabida a que el argentino interviniera.

La desesperación evidenció a Ignacio Ambriz, quien recibió llamada de atención por parte del silbante Marco Antonio Ortíz. En tanto, Joel Campbell exigió a Nahuel rondando el minuto 30 con un tiro al centro de la portería, pero sin generar mayor peligro.

En el ocaso del primer tiempo los presentes se ahogaron en un suspiro al ver como estuvo cerca de llegar un autogol de los esmeraldas, pero el poste salvó a Fernando Navarro tras un mal rechace de balón.

Pareciera que en el descanso León se ajustó los tachones, jugaron la parte complementaria con mayor propuesta al frente aunque escaseando de claridad. Sin embargo, sí lograron neutralizar la intensidad de los locales.

 Tuca Ferreti fue el primero en ajustar sus piezas del tablero, Enner Valencia relevó a Eduardo Vargas, quien salió en el carrito de los lesionados presentando molestia en la pierna derecha. Ambriz respondió con Jean Meneses entrando por Jairo Moreno, enseguida Jürgen Dammsuplió a Javier Aquino, el playera 20 también abandonó el encuentro siendo trasladado por las asistencias médicas. “Tuca” acabó con sus cambios sacando a Luis Quiñones, entre ovaciones ingresó “El Chino” Zelayarán.

 Ante la mirada de 41,615 espectadores, Tigres pegó primero en esta gran final cuya historia terminará por escribirse el próximo domingo en el Estadio León con el partido de vuelta.