Torturan y golpean GATES a taxista

El afectado acudió al Ministerio Público a interponer la denuncia

Guadalupe Céspedes dijo, es un atropello constante de las corporaciones policiacas.
PUBLICIDAD

Mario Moreno Uribe, interpuso una denuncia por abuso de autoridad hacia el Grupo de Armas Tácticas y Especiales en el Ministerio Público, el pasado domingo el ciudadano fue golpeado en distintas partes del cuerpo, intentaron asfixiarlo con una bolsa en la cabeza y le sembraron 16 bolsas de droga.
Una comisión aprobada por la Asamblea de Morena, acudió al Ministerio Público a las 11:30 de la mañana para acompañar a Mario Moreno que fue golpeado por los Gates. El presidente estatal del partido, Guadalupe Céspedes, comentó que fue un atropellamiento a los derechos del ciudadano.

“Por 20 minutos me estuvieron torturando”, dijo Mario Moreno Uribe.

El afectado comentó que los Gates llegaron a su domicilio en la calle 6 con 8 y 3 de la colonia Guerrero el pasado domingo a las 10:00 de la noche, donde se dispusieron a detenerlo argumentando que vendía droga, le plantaron 16 bolsas de marihuana y luego lo golpearon en todo el cuerpo. Aun presenta las heridas en la cara, tiene los labios partidos y algunos dientes flojos, el brazo derecho adolorido y dolor en el tórax.
Comentó que los elementos duraron alrededor de 20 minutos torturándolo, utilizaron el chaleco del partido para asfixiarlo en el interior de su domicilio y le decían: “a ver si el viejito viene y te quita los golpes que te vamos a dar”, refiriéndose al presidente Andrés Manuel López Obrador.

También puedes leer: Niegan perdón a chófer homicida

Estuvo detenido durante dos días y lo dejaron ir luego de pagar 2 mil pesos, señaló que no ha dormido porque siguen pasando seguido por su casa y que desde hace meses que lo han hostigado.
“La denuncia es contra quien resulte responsable porque esa corporación policiaca están encubiertos y se requiere que realmente haya una investigación seria, que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto porque el atropello de las corporaciones es muy ordinario”, comentó Guadalupe Céspedes.
Señaló, los que tienen la obligación constitucional de proteger a la ciudadanía, no lo han hecho y al contrario, son una amenaza pública.