Transforma su vida con esfuerzo y apoyo médico

Rigoberto se integró al programa NutrIMSS cuando pesaba 150 kilos y estaba en riesgo de padecer diabetes, hipertensión y de sufrir un infarto.

Frontera, Coah.- Cuando Rigoberto Mendoza Cuéllar acudió a la Unidad Médica Familiar 9 del IMSS tenía apnea del sueño y estaba en riesgo de diabetes, hipertensión y de sufrir un infarto a causa del sobrepeso.
De 42 años y oficio tornero, recordó que hace más de un año pesaba 150 kilos y actualmente 80 kilos, en 15 meses logró bajar 70 kilos gracias al programa NutrIMSS, del Seguro Social; está sano y con un nuevo estilo de vida.
El Instituto Mexicano del Seguro Social presentó a Mendoza Cuéllar como un caso de éxito del programa NutrIMSS que a través de los especialistas en nutrición de las unidades médicas familiares ofrecen a los pacientes una nueva opción de vida con la educación nutricional, dietas balanceadas y actividad física.
Elva González Valdez, nutrióloga de la Clínica 9 del IMSS, comentó que Mendoza Cuéllar fue referido por el médico familiar por obesidad mórbida, asociada a múltiples problemas de salud, los cuales desaparecieron con la disciplina de un cambio de hábitos alimenticios.
Informó que atiende a 350 pacientes de los cuales destaca Mendoza por el número de kilos que bajó y perseverancia para mantenerse, ya que la mayoría logran bajar el 10 por ciento de su peso.
NutrIMSS se basa en sesiones educativas, de aproximadamente dos horas, para explicar la importancia de consumir productos sanos, combinaciones de alimentos, el plato del bien comer, tamaño de las porciones, importancia del agua pura, no refrescos, ni bebidas procesadas, y el ejercicio físico, explicó la experta.
Agregó que la educación nutricional favorece un peso corporal saludable, control metabólico y prevención de complicaciones en pacientes con sobrepeso, obesidad, prediabetes, diabetes, prehipertensión arterial y dislipidemias.