México.- Joselito Adame desorejó a sus primeros dos toros, ovación en el tercero y se proclamó triunfador de la tarde.

En el mano a mano entre Julián López ‘El Juli’ y Joselito Adame, en la corrida inaugural de la Temporada 2018 en la plaza de toaros Nuevo Progreso, el torero de Aguascalientes lució en dos grandes faenas y estuvo fino con la espada.

El triunfador se mostró contento con la actuación de sus tres faenas de la tarde.

“Fue de mucha entrega, quería entregarme al máximo y contento por las tres faenas. Yo deseaba esto y estoy muy contento por lo vivido”, dijo el matador en un cansancio evidente por el desgaste y los percances.

En su segundo y tercer toro fue embestido sin gravedad. El torero de Aguascalientes se levantó en ambas ocasiones para continuar con la lidia.

“Me duele un poco el cuerpo, pero en general estoy bien”.

Adame se ha convertido en uno de los consentidos de la afición tapatía y en sus dos ultimas corridas salió en hombros.

“No tengo palabras de agradecimiento para esta entrada. Es mi segunda casa, tuve la suerte de vivir aquí unos años cuando era pequeño y así lo considero”, finalizó.

En cambio, el matador madrileño no tuvo un buen lote y ‘El Juli’ se retiró con las manos vacías en su regreso al coso de la Calzada Independencia.

Acerca de su lidia, Julián López reconoció que el astado no colaboró para hacer valer su tauromaquia.

“Los tres toros es imposible, más imposible para torear. La verdad es que es difícil. Me ha costado, venía con mucha ilusión y pues, te estrellas contra una pared”.

‘El Juli’ se ausentó del ruedo de la Calzada Independencia por cuatro años y su regreso no fue el esperado.

“No me ha gustado. No he podido hacer lo que me hubiera gustado hacer. Tenía la ilusión en una plaza que quiero mucho y nada, me voy vacío porque no he tenido posibilidad ninguna de hacer el toreo que yo quiero”, concluyó.