Tromba azota la Carbonífera

La ciudad de Nueva Rosita y el Municipio de Sabinas los más afectados

SABINAS, COAHUILA.- Daños materiales en viviendas y comercios, pérdidas no cuantificadas en mercancías y suspensión del servicio de energía eléctrica en varias colonias fue el saldo que dejó la tromba que azotó los municipios de Sabinas y San Juan de Sabinas la noche del pasado lunes.
El fenómeno meteorológico derivó del frente frío número 40, que sostenía vientos de entre 25 y 30 kilómetros por hora siendo alrededor de las 21:20 horas cuando inició una fuerte precipitación con granizos de dimensiones que en algunos lugares alcanzaron hasta una pulgada.
En el municipio de Sabinas, el Director de Protección Civil José Pichardo González confirmó que aunque fue realmente un corto tiempo el que la tormenta azotó la ciudad, logró acumular 41 milímetros provocando el desprendimiento de tres árboles, el incendio de uno más por una descarga eléctrica, la caída de postes de Telmex y de Comisión Federal de Electricidad dejando sin el servicio de energía eléctrica a las colonias Centenario, Arboledas y Santo Domingo por algunas horas.
Pichardo González agregó que durante toda la noche personal de Protección Civil, cuerpos de rescate y Policía Municipal trabajaron para evitar se presentaran mayores riesgos a los ciudadanos, trabajando también con personal de CFE para restablecer el servicio eléctrico.
Por otra parte, en Nueva Rosita la fuerte tromba provocó la inundación de cuando menos dos viviendas una en la colonia Zaragoza y una más en la colonia Praderas, donde la pérdida de muebles y todos los enseres fue total, dejando a una familia sin recursos y esperando el apoyo ciudadano y de las autoridades municipales.
En el Libramiento Sur, la fuerza del paso del agua colapsó totalmente la barda perimetral de la Escuela Primaria Manuel Villarreal, mientras que en la colonia Moreira la fuerza del aire desprendió un techo y sacó de raíz un árbol en la explanada de la presidencia municipal, provocó el colapso de un anuncio espectacular sobre la avenida López Mateos a la altura de la colonia Roma. Se reportó también el incendio de un tanque de gas butano, que fue sofocado por los Bomberos.
Las mayores pérdidas materiales se presentaron en al menos 30 locales comerciales de la zona centro, donde la gran cantidad de agua y su fuerza rebasaron la capacidad del arroyo inundándolos y provocando la pérdida de las variadas mercancías.
Aunque las autoridades municipales no revelaron el monto de las pérdidas materiales en casas habitación y comercios, se estiman en varios millones de pesos.

PUBLICIDAD