Trump insistirá en muro fronterizo en discurso ante el Congreso

El presidente de EU desafiará a los demócratas a aprobar los fondos para su largamente prometido muro fronterizo durante su discurso sobre el Estado de la Unión

PUBLICIDAD

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofrecerá el martes un discurso sobre el Estado de la Unión en el que desafiará a los demócratas a aprobar los fondos para su largamente prometido muro fronterizo, aunque no llegará a declarar una emergencia nacional, al menos por el momento.

La sesión conjunta del Congreso empezará a las 21.00 hora local (0200 GMT del miércoles) y es probable que Trump aumente la tensión con sus declaraciones sobre la política migratoria, después de que su solicitud de 5 mil 700 millones de dólares para construir el muro provocó una histórica paralización parcial del gobierno por 35 días, de la cual lo culpa más de la mitad de los estadunidenses, según un sondeo de Reuters/Ipsos.

Se espera que millones de estadunidenses vean el discurso por televisión, lo que dará a Trump su mayor oportunidad hasta la fecha para explicar por qué cree que se necesita una barrera en la frontera sur de Estados Unidos con México.

El discurso se retrasó una semana debido al cierre, que terminó el 25 de enero.

Cuando ocupe el lugar principal en la Cámara de Representantes para ofrecer el discurso, detrás de él estará sentada su principal rival en el Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, quien se convirtió en presidenta de la Cámara luego de que su partido ganó el control en las elecciones de noviembre.

Pelosi no ha dado señales de estar cediendo en su oposición a la demanda de fondos de Trump para el muro. Eso llevó al mandatario a sopesar la declaración de emergencia nacional, algo que, en su opinión, le permitiría reasignar fondos de otras partes sin la intervención del Congreso.

No obstante, una fuente cercana a Trump dijo que no se espera que dé ese paso, que provocaría probablemente un rápido reto judicial de los demócratas.

En su lugar, instará a un comité del Congreso a forjar un acuerdo de seguridad fronteriza antes del 15 de febrero.

Va a preparar el escenario», dijo la fuente.

Dirá a la gente: ‘Debería hacerlo por esto’, pero afirmará: ‘Le estoy dando al Congreso otra oportunidad para actuar'», agregó.

El discurso de Trump ofrecerá también una rama de olivo a sus rivales con la vista puesta en las elecciones de 2020, enfocándose en las áreas en las que cree que puede haber un acuerdo bipartidista, como mejoras en las infraestructuras y la reducción de los costos de los medicamentos recetados y del cuidado de la salud.

Un alto funcionario gubernamental dijo que Trump «animará al Congreso a rechazar las políticas de resistencia y retribución, y en su lugar adoptaría un espíritu de cooperación y compromiso para que podamos lograrlo».

Sin embargo, ese mensaje podría verse socavado si Trump amenaza con seguir su propio camino en lo referente al muro, si no puede lograr que el Congreso apruebe los fondos.

El domingo, Trump tuiteó: «Si no hay Muro, no hay Seguridad».

En su opinión, el muro -que prometió en su campaña de 2016- es necesario para frenar la inmigración ilegal y las drogas.

POLÍTICA EXTERIOR

Trump también hablará de política exterior, con asuntos que van desde el apoyo a un esfuerzo para lograr que el presidente venezolano Nicolás Maduro deje el poder, la declaración de la derrota casi total del grupo militante Estado Islámico y, tal vez, el anuncio de dónde se reunirá con el líder norcoreano, Kim Jong Un.

También dará una actualización sobre las conversaciones comerciales con China.

El mandatario repasó en la noche del lunes el discurso junto al vicepresidente Mike Pence y el jefe de personal interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, frente a una decena de simpatizantes, incluidos los exasesores de campaña Corey Lewandowski y David Bossie, así como Matt Schlapp, presidente de la Unión Conservadora de Estados Unidos, dijo una fuente conocedora de la reunión.

La fuente dijo que Trump abordará la reducción de tropas en Siria y Afganistán, y que cerca de la mitad del discurso estará dedicado a la política exterior.

Asimismo, también reclamará el éxito en la política económica, incluida la reducción de las regulaciones federales, según la fuente.