Trump recomendó un muro al gobierno español para frenar migración.

El ministro español de Asuntos Exteriores Josep Borrell, aseguró que Trump le recomendó un muro ‘tal como el que él promueve en la frontera de Estados Unidos con México’ para frenar la inmigración africana en España

Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación español
PUBLICIDAD

ESPAÑA.-El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación del gobierno español,Josep Borrell, aseguró este martes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le sugirió construir un muro en el desierto del Sáhara para frenar la inmigración proveniente de África, ‘tal como el que él promueve en la frontera de Estados Unidos con México’.

Te puede interesar: El iPhone XS será un fracaso en ventas

Esto fue asegurado por el ministro durante el Club Siglo XXI en el que ha dejado claro que esa no es la solución para la inmigración en Europa, sino más bien qué hacer teniendo en cuenta que África duplicará su población en los próximos 20 años.

En este evento avisó que mientras en Europa los políticos, sobre todo si buscan notoriedad, «especulan con hipotéticos planes Marshall», China acaba de poner 65 mil millones sobre la mesa para invertir en infraestructuras en el continente.

Además, ha avisado de que el problema migratorio en Europa «no se va a resolver en un futuro próximo porque es identitario, cultural, de capacidad de absorber al diferente y las sociedades europeas no están estructuradas para absorber más de un porcentaje», especialmente si son musulmanes.

En esta reunión, Borrell comentó que puede haber otra «gran crisis» europea si Italia mantiene su política antiinmigración y eleva el déficit como prometieron los partidos en campaña electoral. También de que en las próximas elecciones al Parlamento europeo lo que está en juego es que haya una mayoría euroescéptica o populista, frente al tradicional europeísmo.

En ese sentido, ha señalado que el ministro del Interior italiano Matteo Salvini, ha ganado 10 puntos en intención de voto con su mano dura con la inmigración, y ha opinado que extrema izquierda y extrema derecha pueden «confluir en el rechazo identitario al otro».

Borrell se ha mostrado muy crítico con los políticos que defienden “hipotéticos planes Marshall” para África porque las cantidades que hoy se manejan son muy inferiores a las que destinó Estados Unidos a reconstruir el Viejo Continente tras la Segunda Guerra Mundial. Entretanto, China acaba de poner unos 60 mil millones de dólares (unos 51 mil 700 millones de euros) sobre la mesa para invertir en infraestructuras en el continente africano, advirtió.