Tumba ebrio barda

El alcoholizado y veloz conductor fue auxiliado por socorristas de Cruz Roja debido a una herida con la que terminó en la frente

El automóvil terminó proyectado contra una barda de concreto de un domicilio, la cual derribó por completo.

Un ebrio conductor terminó proyectado contra la barda de un domicilio en la colonia Del Río, la cual derribó por completo al perder el control de su vehículo cuando se desplazaba a exceso de velocidad.

Fue cerca de las 17:50 horas cuando por la calle Nísperos, con dirección al sur, a velocidad inmoderada se desplazaba un Ford Focus, modelo 2002, de color guindo, el cual era conducido por Ignacio Smith González, de 56 años de edad, quien dijo ser vecino de la colonia Del Río.

El ebrio conductor, sin medir las consecuencias perdió el control de su automóvil en una curva debido a la velocidad con la que se desplazaba y terminó impactado en la barda del domicilio propiedad de José Francisco Mendoza, quien se encontraba en el interior al momento de que el alcohólico causó los daños en su vivienda.

El ebrio conductor fue atendido por socorristas de Cruz Roja.

Elementos de Control de Accidentes arribaron al lugar y al ver que el sujeto presentaba una herida en la frente solicitaron la presencia de los socorristas de Cruz Roja, quienes atendieron al tipo, pero debido a que no sufrió lesiones de consideración no fue necesario su traslado a algún hospital.

Una vez que se realizó el peritaje correspondiente se ordenó el traslado del vehículo a un corralón, donde permanecería en resguardo hasta que se repararan los daños ocasionados, ya que un familiar del alcohólico se comprometió muy formalmente con el afectado a reparar la gracia que había hecho el irresponsable conductor.