Brasil.- Una remota isla brasileña dio la bienvenida a su primer bebé en 12 años, luego de que una mujer rompiera las normas que prohíben dar a luz ahí.

La pequeña niña nacida en la isla de Fernando de Noronha el sábado fue una sorpresa para todos, incluidos sus padres.

“La madre, que no quiere ser identificada, tuvo labores de parto en su casa”, dijo el administrador de la isla en un comunicado difundido por el diario O Globo.

La familia dice que no estaba al tanto del embarazo.

Fernando de Noronha, un pequeño archipiélago en el Océano Atlántico famoso por su reserva natural y con una población de poco más de 3.000 habitantes, no autoriza los partos porque sus centros de salud no cuentan con maternidad, según O Globo.

Foto ilustrativa: AFP

Las mujeres embarazadas deben viajar a tierra firma, donde la ciudad más cercana es Natal, 365 kilómetros a través del océano.

La madre que dio a luz el sábado tiene otro hijo que nació en tierra firme, pero dijo a O Globo que esta vez no “sintió nada” durante el embarazo.

“La noche del viernes tuve dolores y cuando fui al baño vi algo saliendo entre mis piernas. Ahí fue cuando el padre del bebé vino y lo recogió. Era un bebé, una niña”, dijo.

Yo estaba boquiabierta.

Debate