NYON, Suiza.

La UEFA abrió un expediente disciplinario contra el técnico Pep Guardiola tras ser expulsado por criticar al árbitro Antonio Mateu Lahoz durante la eliminación del Manchester City en la Liga de Campeones a manos de Liverpool.

El entrenador del City afronta dos acusaciones, una por su expulsión y otra por “conducta inapropiada” en el partido que su equipo perdió 2-1 el martes. Liverpool avanzó a las semifinales al imponerse 5-1 en el marcador global.

No se especificaron los detalles de la “conducta inapropiada”, pero las imágenes de televisión captaron cuando Guardiola parecía pasar instrucciones a sus auxiliares desde su asiento en la tribuna principal del Etihad Stadium.

Guardiola había sido expulsado al final del primer tiempo por reclamar una incorrecta posición adelantada instantes previos, decisión que anuló el gol de Leroy Sane que hubiera dejado al City con una ventaja de 2-0.

La UEFA informó que su comisión disciplinaria evaluará el caso el 31 de mayo.