Último adiós a Néstor y Misael: Eran muy unidos; se fueron juntos

Familiares y amigos los recuerdan como amigables, alegres y serviciales

Misael (izquierda), siempre se caracterizó por su gran humanidad. Néstor Álvarez (derecha), un gran deportista.
PUBLICIDAD

CASTAÑOS, COAH. “Más allá del sol, más allá del sol yo tengo una hogar, hogar.
Bello hogar más allá de sol” cantaban en una sola voz y llenos de dolor familiares y amigos de Misael y Néstor Álvarez en lo que fue la despedida del mundo terrenal, con la promesa de encontrarse más allá del sol.
Los hermanos Álvarez Treviño, fallecieron el pasado domingo al volcar el vehículo en el que viajaban en la carretera Cuatro Ciénegas-Ocampo.
Fueron recordados como jóvenes amigables, alegres, serviciales a los que les gustaba ayudar a todas las personas, cualidades que les permitieron dejar muchos amigos.
Antonio Álvarez Treviño, hermano de Misael y Néstor se dijo muy triste por la repentina y dolorosa muerte de los jóvenes a quien les hizo la promesa de hacerse cargo de las hijas de 7 meses y 6 años, de Misael y Néstor respectivamente, quienes a su corta edad perdieron a su padre.

Nota relacionada: Se matan hermanos en trágica volcadura

Antonio Álvarez, hizo a sus hermanos la promesa de cuidar a sus hijas.

Dijo que junto a sus hermanos tenía grandes planes, desde proyectos de trabajo, planes familiares y hasta de próximas fiestas que tenían que organizar y ya no se van a poder realizar.
“Platicamos de todo esto apenas el sábado por la noche en una reunión familiar, ahí estábamos todos muy contentos, sin pensar que sería la última vez”, indicó.
Resaltó que sus hermanos, de oficio enfermero Misael y empleado Néstor, eran también deportistas y eso lo mantenía en contacto con muchas personas a las que de alguna u otra manera apoyaban.
“Siempre tenían una sonrisa, una palabra de aliento y su amistad para toda persona que los rodeaba”.
Los hermanos Álvarez Treviño fueron despedidos en una funeraria de la localidad, hasta donde decenas de personas llegaron para darles el último adios y fueron sepultados en el panteón Santo Cristo de este municipio.

Familiares despidieron a los hermanos Misael y Néstor Álvarez.