Jon Gruden, decidió finalmente que había llegado el momento para concluir la labor que quedó pendiente durante su primera estadía en Oakland. El objetivo es dar a los Raiders otro título del Super Bowl.

Hace casi 16 años, Gruden fue cedido a Tampa Bay, tras una derrota descorazonadora en Nueva Inglaterra, donde una polémica regla dio el triunfo a Tom Brady y a los Patriots. Al menos durante seis años, Mark Davis, el dueño de los Raiders, cortejó a Gruden para que volviera. Lo ha conseguido, y Gruden está oficialmente de regreso con el equipo en que comenzó su carrera de estratega hace dos décadas.