“Un martirio clases a distancia”: Mamás

Padres de familia de nivel básico piensan que la educación no tiene la misma calidad de forma virtual.
PUBLICIDAD

Será un martirio para los docentes y padres de familia el continuar con las clases a distancia, consideran que los alumnos de nuevo ingreso pondrán menos atención y no será la misma calidad educativa, además, muchos padres tienen poco tiempo para ayudarlos con las tareas.

La mañana de ayer, se dio a conocer por el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, que el 24 de agosto regresarán a clases de forma virtual –hasta que el semáforo esté en verde-. Esto fue también anunciado por el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, el ciclo escolar 2020-2021 iniciará el mismo día y mientras tanto, analizarán el modelo mixto para cuando las condiciones lo permitan.
Al respecto, docentes de nivel secundaria y preparatoria, expresaron que será más difícil para ellos el lidiar con los alumnos de nuevo ingreso ya que no los conocen como a los demás y algunos, pudieran no hacer caso para realizar los trabajos.

“No es lo mismo que los demás estudiantes te conozcan y sepan si uno es enojón o más estricto, no tomarán bien las indicaciones, además que no todos tienen las mismas oportunidades para conectarse a plataformas o datos para enviar vía Whatsapp”, dijo la maestra Graciela.
Aunque ciertos planteles de Monclova hicieron entrega de cuadernillos a los jóvenes que no tenían acceso a las tecnologías, el semestre pasado detectaron casos en los que ni así trabajaron y querían que les revisaran proyectos cuando las fechas ya habían concluido.

“Creen que tienen el tiempo del mundo y que no les afectará por la cuarentena, pero no es así”, expresó el maestro Rafael, a quien le ha costado saber moverle a las plataformas, dijo parecerle injusto el dar todo su esfuerzo para que los alumnos no lo tomen en cuenta.
A su vez, la señora Rocío Morales, mencionó que es sencillo para los que no son el sustento de la familia o que solo trabaje un papá, en su caso debe salir y regresar tarde para atender a los hijos, a veces terminaron a altas horas de la noche entre semana para alcanzar a hacer los demás los fines de semana.
“A veces nos encargaban mucha tarea de todas las materias y no nos alcanzaba de tiempo, sobre todo cuando son más de dos niños”, indicó.

La niña Gisel externó que ya quiere regresar a las aulas y ver a sus compañeros y maestra, quiere aprender a leer más ya que no completa todas las palabras, también desea jugar en el patio de su escuela primaria Chamizal y que el coronavirus ya no exista.
“A veces se desespera porque quiere poner un nombre completo y se queda a la mitad, nosotros le vamos enseñando pero no es lo mismo a lo que aprendía en la escuela, si hemos notado un cambio en su educación al que tenían mis hijos cuando estuvieron en el mismo grado”, comentó la señora Antonia.