Una promesa del voleibol

PUBLICIDAD

Cuando era niña cayó de su propia altura, sufrió una lesión en el mentón que requería sutura y enfrentó su primer miedo con una sonrisa. Desde entonces, cada obstáculo lo sortea con determinación y ahora es una promesa del voleibol, en particular, para el equipo de las Lobas de la UA de C de Saltillo, Coahuila.

Rubí Alejandra Zamora Carrillo, es originaria de la colonia Borja de Ciudad Frontera. Nació el 21 de marzo del 2002, y estudia su último semestre en el COBAC Prepa 24. Es hija menor de Brenda y Óscar, quienes también procrearon a Arely y Óscar.

Al cumplir seis años, comenzó a practicar futbol con el equipo Ángeles de la Borja. A pesar de su corta edad, se convirtió en una pieza clave como defensa y a los doce años dejó de practicarlo para dedicarse a estudiar en la Secundaria Héroe de Nacozari.

Fue hasta el 2017, cuando ingresó a la preparatoria que retomó el deporte. En un principio, su objetivo era el softbol, pero no se completó el equipo.

Influenciada por su hermana Arely, que en ese entonces jugaba voleibol optó por esta disciplina, bajo la instrucción del profesor Luis Rodríguez. En un principio, se sentía nerviosa, no estaba familiarizada con este deporte y sobre todo porque sus compañeras tenían experiencia.

Conforme avanzaron los meses, ganó experiencia en la posición centro y opuesto. En el 2018 participó en el Inter COBAC de Acuña y logró el campeonato.

Su segunda competencia fue un estatal en Cuatro Ciénegas donde se enfrentó a otro nivel de juego y considera que es uno de sus torneos más significativos, debido a que aprendió de sus errores.

Por invitación, del profesor Luis Rodríguez, quien también era entrenador de la Facultad de Psicología de la UA de C, se incorporó a este equipo para participar en la Liga Municipal, dentro de la categoría Segunda Fuerza.

Su objetivo fue seguir aprendiendo y foguearse a otro nivel. Para su segunda temporada en esta Liga, se incorporó con Divas en Primera Fuerza. Aquí, empezó a despuntar, se convirtió en líder y llegó hasta semifinales.

 

SE CONSOLIDA COMO JUGADORA

Todo su trabajo, se reflejó en el Inter COBAC del 2019, cuando llevó a su equipo al campeonato. Esta vez, disfrutó el torneo, era titular y líder, y se convirtió en la mejor opuesta del certamen.

Al terminar el torneo, recibió la convocatoria por el CBTA 22 para el estatal de la entonces Olimpiada Nacional. Tuvo actividad en 2 compromisos en la capital del Estado, y todo quedó como buena experiencia.

A su regreso, fue reclutada por Juveniles Monclova categoría 2002, con el objetivo de encarar el proceso de la ON del siguiente año.

El primer torneo con este selectivo fue en la Copa Frontera de la Asociación Estatal, tuvieron una buena actuación y se consolidaron como equipo.

A la par, jugó en la Liga Universitaria con la Prepa 24, logrando dos subcampeonatos. Su estilo de juego mejoró; tenía excelente recepción y pase, además era fuerte, registraba puntos efectivos y era un apoyo para la elevadora del equipo.

 

UN LUGAR EN LOBAS UA DE C

En la segunda temporada con Juveniles en el 2020 se mantuvo como titular y encaró el proceso de la ON, ahora Juegos Nacionales, de una manera diferente, es decir, a través de un Tryout en Torreón, Coahuila.

En el evento, se dieron cita centenares de jugadoras y el pánico se apoderó de ella. Tuvo varias pruebas físicas, técnicas y en conjunto, pero no pudo lograr su cometido. Tan solo tres juveniles lo hicieron.

Lejos de desanimarse, siguió entrenando y los coaches de Lobas de la Universidad Autónoma de Coahuila, a través del profesor Luis Rodríguez, la invitaron al tryout en el mes de mayo con opción a beca.

Antes de la pandemia del Covid-19, que suspendió todo este proceso, se registró y obtuvo su ficha para estudiar la carrera de Licenciatura en matemáticas aplicadas y a la postre quiere ser maestra de nivel superior.

 

SU META ES JUGAR A NIVEL UNIVERSITARIO

A unas semanas de concluir sus estudios de nivel preparatoria, tiene en su mente el objetivo de convertirse en jugadora universitaria. Para esto, sigue entrenando desde su casa para no perder la condición física y está a la expectativa del llamado por parte de las Lobas de la UA de C.

Considera, que su principal rival como deportista es ella misma, debido a que es un poco nerviosa, pero está controlando esta situación, así como otros aspectos para llegar de la mejor manera a la Universidad.

Por último, agradeció a todas las personas que la apoyan como su entrenador Luis Rodríguez, sus padres y amigos.