Saltillo, COAH.- El bulevar Mirasierra en su cruce con bulevar Fundadores, se ha convertido en uno de los puntos viales más conflictivos de la ciudad, tanto para conductores como para transeúntes.

Esta vialidad es la única salida de la que disponen aproximadamente 24 mil personas que viven en las colonias Mirasierra, Nuevo Mirasierra, entre otras, cuando se trata de salir de ese sector, para dirigirse a sus trabajos, a las escuelas o a realizar cualquier otro menester.

En las llamadas horas pico, cientos de automovilistas se ven atrapados esperando los semáforos que les den acceso a las diferentes vialidades que convergen: ya sea para integrarse al bulevar Mirasierra provenientes del Fundadores, de Saltillo o Arteaga, o del bulevar Colosio.

O viceversa, cuando transitan provenientes del bulevar Mirasierra para integrarse a Fundadores en cualquiera de sus dos direcciones, o al Colosio hacia el norte.

La situación en este punto se complica porque también cientos de automovilistas se integran a la vialidad al salir de estacionamientos de dos grandes centros comerciales que se encuentran en ambas esquinas, lo que agrava la ya de por sí caótica situación.

Sin embargo, no sólo los automovilistas sufren, también batallan los peatones que tienen que cruzar en ambas direcciones, lo que pone en evidencia la necesidad de un puente peatonal.

“Es demasiado difícil cruzar, falta un puente; no paso muy seguido por aquí, pero cuando paso está complicadísimo, no te dejan pasar, no son caballerosos, no tienen cultura vial”, se quejó Gloria Valdés, mientras esperaba cruzar la vialidad acompañada de dos niños.

“Lo que les solicitaríamos a las autoridades es que pongan un puente peatonal, hasta que haya un muerto van a reaccionar”, añadió la ciudadana.