Valadez un grande en la pista

El fronterense quiere obtener una beca para estudiar la Universidad.
PUBLICIDAD

CIUDAD FRONTERA, COAHUILA.- El fronterense Miguel Ángel Valadez Valadez volvió a hacer de las suyas, esta vez clasificó a los Juegos Nacionales de la CONADE en las pruebas de 400 metros y en relevos de 4×400, dentro de la categoría Sub-18.

Valadez Valadez, nació el 13 de agosto del 2004 y es originario de la colonia Elsa Hernández de la ciudad Rielera. Es el segundo hijo de Ricardo y Carolina, y su hermano mayor es Ricardo y la menor es Keyla.

Desde pequeño siempre sobresalió por su estatura y en cuarto año de primaria Club de Leones comenzó a practicar atletismo, gracias al Profesor Raúl Luna, quien desde ese momento se convirtió en su entrenador.

Fue en el 2014, cuando clasificó por primera vez a los Juegos Escolares de Nayarit, logrando colocarse en el top 10 en las pruebas de 75 y 150 metros.

Al siguiente, volvió a representar a Coahuila, esta vez en Guadalajara, Jalisco y subió al podio para recibir la medalla de bronce en 300 metros.

Por motivos personales y para adaptarse a la etapa de nivel secundaria, suspendió sus entrenamientos y se consolidó como uno de los mejores estudiantes de la escuela “Juan Gil González” de Monclova.

Para el 2018, retomó nuevamente sus entrenamientos y cumplió con las expectativas tras clasificar a la Olimpiada Nacional de Nayarit, en la distancia de 200 metros planos y se ubicó en el cuarto peldaño.

Siguió con sus entrenamientos y encaró el proceso 2019 para clasificar a la Olimpiada Nacional de Chihuahua en relevos de 4×100 metros, logrando traer a casa la medalla de plata.

En este año, no tuvo ningún problema para clasificar, incluso impuso una nueva marca personal en la distancia de 400 metros, que le valió ganarse un boleto a la primera edición de los Juegos de la CONADE, que tentativamente se realizarán en octubre en Monterrey, Nuevo León.

“La CONADE publicó los clasificados hace un par de días, y estoy feliz, es muy difícil llegar aquí. Ya es otro nivel, es mi año débil, es decir, tengo rivales un año más grande de edad. Esta clasificación es para mi familia y mi entrenador por apoyarme en todo momento”, declaró el velocista y estudiante del CBTis 36.

Actualmente se encuentra enamorado de la prueba de los 400 metros planos, está consiente que es una de las más difíciles, pero buscará cumplir su sueño de obtener una beca deportiva para estudiar la Universidad.

“Mi objetivo a corto plazo es ganar una medalla en el Nacional, a mediano plazo es la beca y a largo plazo ganar un boleto a los Juegos de la Juventud. Todo es paso a paso, pero hay que tener trazado los objetivos”, indicó.

Por la situación que se vive en el país por el Coronavirus, está entrenando en el patio de su casa, sigue trabajando ejercicios de fuerza, y está consciente de la situación y que no mantendrá el ritmo, pero seguirá con paso firme.