¡Vapulean a ‘hotdoguero’!

Édgar Leija fue llevado al Hospital de Cruz Roja por los paramédicos.

Los delincuentes estuvieron “cazando” a su víctima al pasar varias veces por el lugar antes de cometer el atraco.
PUBLICIDAD

Tirado en un charco de sangre quedó Édgar Leija, vendedor de hot dogs, luego de recibir una brutal golpiza a manos de tres delincuentes que lo tundieron con una manopla, dejándolo inconsciente por 40 minutos, despojándolo de mil quinientos pesos que traía en su cartera.

Eran cerca de las 04:00 horas de la madrugada de ayer, cuando el comerciante de 51 años de edad, establecido sobre la avenida Cuauhtémoc, cerca del cruce con la avenida Huémac, del fraccionamiento Azteca, se disponía a recoger sus pertenencias, pues ya iba a cerrar su puesto.

Fue en ese momento cuando tres tipos, de entre 19 y 21 años de edad, llegaron a bordo de un automóvil Ford Focus, y sin decirle comenzaron a pegarle, logrando derribarlo al propinarle un certero golpe en la cabeza, con una manopla.

Aún en el suelo, los delincuentes no dejaban de patalear al vendedor de comida rápida hasta que le sacaron su cartera en la que contenía los mil quinientos pesos.

Los violentos hechos movilizaron a los oficiales de la Policía Preventiva y los elementos del Grupo de Armas y Tácticas Especiales del Municipio, además de los socorristas de Cruz Roja, quienes lograron estabilizar al quincuagenario.

El lesionado terminó con una herida en la cabeza y comentó a las autoridades que los delincuentes no se llevaron el dinero que había en la caja de su puesto, solo su cartera.

Testigos indicaron a las autoridades que la tercia de criminales habían pasado en varias ocasiones por el puesto y tras cometer el atraco, huyeron con rumbo al oriente sobre la avenida Huémac, por lo que los oficiales de las diferentes corporaciones se abocaron a la búsqueda del Ford, Focus, pero no lograron ubicarlo.

Édgar Leija fue llevado al hospital de Cruz Roja por los paramédicos, donde se entrevistó con los elementos de la Agencia de Investigación Criminal y narró lo sucedido en el artero ataque; serían los detectives quienes se encargarían de realizar las indagatorias correspondientes para dar con el paradero de los peligrosos delincuentes.

Los hechos.

Fue cerca de las 4:00 horas de la madrugada de ayer, el comerciante de hotdogs se disponía a recoger sus pertenencias cuando tres tipos de entre 19 y 21 años llegaron a bordo de un automovil Ford Focus y sin decir nada comenzaron a pegarle, logrando derribarlo al propinarle un certero golpe en la cabeza, con una manopla.

Aún en el suelo, los delincuentes no dejaban de patalear al vendedor de comida rápida hasta que le sacaron su cartera en la que contenía los mil quinientos pesos.