Vecinos de la col. Acoros 2 reportaron la aparición de una víbora en el interior de un domicilio, a la cual le dieron muerte y es una especie protegida ya que es una especie amenazada en peligro de extinción.

Se reportaba al número de emergencia 911 que en el interior de un domicilio de la calle Corales en la col Acoros 2, se encontraba una víbora de aproximadamente un metro de largo.

Elementos del H. Cuerpo de Bomberos se dirigieron al lugar para dar la ayuda a los vecinos quienes se encontraban  asustados ante la presencia del animal.

Al arribar al lugar los Bomberos se percataron, que el reptil se encontraba muerto al exterior del domicilio marcado con el número 2302 de la calle Corales cruce con Guamúchil del sector antes mencionado.

Los vecinos comentaron que el animal había salido de entre la yerba del domicilio antes mencionado y al verlo se escondieron en sus casas, y que solo escucharon que alguien golpeaba el piso con una madera y cuando volvieron a salir vieron al animal ya muerto, aplastado de su cabeza.

Al observar al animal se pudo constatar que era una víbora de las conocidas como chirrionera (Coluber Constrictor) la cual es una especie amenazada y la cual no es venenosa  y está protegida por la Norma Oficial Mexicana 059210 , la cual está prohibida su captura o muerte de esta especie, y la cual es muy común que busque resguardo entre los matorrales debido al intenso calor que hace en esta zona , por lo cual los domicilios que se encuentran cerca del monte si no tienen la costumbre de limpiar sus patios es común que este tipo de animales se resguarde en esos lugares.

Los elementos de Bomberos recogieron al animal y lo trasladarían a la base para ver cuál sería la disposición del mismo.