Ven impunidad en caso de normalistas

CHILPANCINGO, Guerrer .- Al cumplirse cinco años de la muerte de los estudiantes de Ayotzinapa Gabriel de Jesús Echeverría y Jorge Alexis Herrera, durante un desalojo en la autopista del Sol, su caso sigue en la impunidad, denunció Manuel Olivares, secretario técnico de la Red Guerrerense de Derechos Humanos.
El activista acusó que nadie de los responsables de estos hechos, ni el ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero, el entonces Procurador de Justicia del estado Alberto López Rosas y jefes de la Policía Federal han sido castigados penalmente.
En los acontecimientos de ese día también resultaron lesionados 40 normalistas que participaron en el bloqueo en el kilómetro 272 de la vía, para exigir a Aguirre el cumplimiento a una minuta de acuerdos que firmó meses antes y que contemplaba aumento de la beca alimenticia y remodelación de las instalaciones.
“Esperemos que la justicia aunque sea tardía llegue contra Aguirre y López Rosas, éste último todavía tiene el cinismo de ocupar un cargo público en el Ayuntamiento de Acapulco”, afirmó Olivares.
Derivado de una investigación, la CNDH, envío en el 2012 una recomendación en la que se pedía al Congreso local el inicio de un juicio político contra el ex Procurador y el ex Secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja.
Actualmente López Rosas, es coordinador de asesores del ayuntamiento de Acapulco que preside el perredista, Evodio Velázquez Aguirre.
Olivares señaló que la paradoja de este caso es de que mientras estos dos crímenes siguen sin castigo, el Senado de la República le otorga la medalla Belisario Domínguez al trabajador de la gasolinera Gonzalo Rivas porque según los senadores fue “un héroe nacional” por haber evitado una explosión en esta estación.
Según el activista existen estudios técnicos de que una estación de gasolinera cuenta con una serie de protocolos que hacen imposible que estallen cuando ocurran eventos como el del 12 de diciembre del 2011.