CIUDAD DE MÉXICO

Al comparecer ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, aseguró que la viabilidad financiera de la institución está garantizada hasta el año 2020, merced a las medidas adoptadas por esta administración, la reforma en materia laboral entre ellas.

La viabilidad financiera del IMSS, que estaba comprometida en 2012 hasta el 2014, esa viabilidad financiera hoy, les anuncio, que se puede dar y que está garantizada hasta el año 2020. El presidente Peña no solamente amplio en toda su administración la perspectiva financiera, sino que la llevó a años posteriores”, subrayó.

En su oportunidad, el funcionario dijo a los senadores que las finanzas que hoy guarda el IMSS, en gran medida derivan de una de las más importantes reformas impulsadas por el ejecutivo Federal y aprobadas por el Congreso.

Yo les diría a los senadores que el estado que guardan las finanzas del IMSS una modificación para bien derivados directamente de las reformas estructurales que aprobó este senado el ingreso del IMSS a partir del 2012 – 13 se incrementaba en términos reales 20% estábamos recaudando en el 2012, 190 mil millones; seguramente cerraremos el 17, senador, con 270 mil millones de pesos. Eso sin duda es en gran parte motivo por el que presentamos superávit en las finanzas en el 2016”, apuntó.

Planteó así mismo ante los legisladores de la cámara alta la posibilidad de traducir en Ley un acuerdo del H. Consejo Técnico del IMSS, por virtud del cual se establece la obligación de los Directores Generales de ese instituto de observar una regla de equilibrio financiero consistente en sustentar perfectamente cualquier pretensión de ampliar la brecha ingreso – gasto.

Explicó que en el pasado ese organismo descentralizado del sector salud transitó por un momento crítico cuando el crecimiento del gasto era más o menos del 8 por ciento, mientras que el crecimiento del ingreso era de apenas el 2 por ciento, lo que comprometió seriamente el cumplimiento de las obligaciones del Instituto.

Aseguró que a partir del 2013 el déficit financiero de la institución, es decir, el uso de reservas empezó a reducirse; en el 2015 el déficit alcanzó una reducción del 60 por ciento y durante el ejercicio 2016 se registró un importante avance en el fortalecimiento financiero al no utilizarse un solo peso de las reservas y de esta manera mutar de números rojos a negros y ofrecer un balance positivo en este rubro.

excelsior