Ratas de laboratorio que fueron expuestas a niveles muy altos de radiación emitida por teléfonos celulares desarrollan tumores en los tejidos alrededor de su corazón, reza un informe preliminar de investigadores de EE.UU. sobre los riesgos potenciales para la salud que suponen estos dispositivos.

Las hembras expuestas de la misma manera no desarrollaron tumores, aclara el informe preliminar del Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos (NTP), que forma parte del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental.

Foto ilustrativa

En los experimentos se mostró que alrededor del 6% de los animales de género masculino que estuvieron expuestos al más alto nivel de radiación celular desarrollaron tumores llamados ‘schwannomas‘. Los schwannomas son tumores en el tejido nervioso cerca del corazón. No obstante, los animales que no estuvieron expuestos a la radiación no presentaron ninguna presencia de schwannomas.

“La parte intrigante de esto [el estudio] es el tipo de tumores que vimos fueron similares a los tumores observados desde hace bastante tiempo en algunos estudios epidemiológicos en usuarios de teléfonos celulares” que utilizaban a menudo sus dispositivos, aseveró al respecto John Bucher de NTP.

Estas investigaciones, que duraron 10 años y tuvieron el coste de 25 millones de dólares, suponen las evaluaciones más completas de los efectos sobre la salud y la exposición a la radiación de los dispositivos móviles hasta la fecha.

RT