Violó a tres nietas

TO GO WITH Indonesia-education-crime-children,FOCUS by Arlina Arshad This photograph taken on April 24, 2014 shows a six-year-old girl from Banda Aceh who was the victim of alleged sexual abuse by a local policeman, being held by her mother in their home in Banda Aceh in Aceh province, on western Sumatra island. The child's mother initially said she felt too "ashamed" to report the matter but when accusations surfaced the policeman abused a second girl, she decided to go to the police. The accused officer has since been arrested. AFP PHOTO / CHAIDEER MAHYUDDIN (Photo credit should read CHAIDEER MAHYUDDIN/AFP/Getty Images)

El abuelo violador abusaba sexualmente de ellas y les tomaba fotografías.

Hasta 16 años de cárcel podría alcanzar el abuelo violador, luego de abusar sexualmente de su nieta en la colonia Colinas de Santiago y aunque la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia descarta más víctimas, fuentes del Centro de Justicia y Empoderamiento confirman que habrían sido tres las nietas ultrajadas.
Al darse a conocer que una menor de Colinas de Santiago era obligada a darle sexo oral a su abuelo quien fotografiaba el acto, las autoridades de inmediato comenzaron las investigaciones para acreditar la violación, especialmente identificar posibles víctimas.
La subprocuradora de la Pronnif, Leticia Sánchez Campos comentó que se confirmó la violación de una de ellas de 10 años, pero no había indicios de más víctimas.
Sin embargo, fuentes del Centro de Justicia consultadas de manera anónima, confirmaron que son tres las nietas que sufrieron abuso sexual por parte del abuelo violador.
Se aseguró que en este caso la madre de la menor ha colaborado para que su padre sea llevado ante las autoridades y castigado por su delito.

El Delito es considerado grave

De acuerdo al Código Penal del Estado el acusado puede alcanzar una penalidad de nueve a 16 años de prisión por el delito de violación equiparada por abuso de autoridad o confianza, sin la posibilidad de salir bajo fianza.
En su artículo 386 fracción II establece una sentencia de nueve a 16 años de prisión contra aquella persona que abusando de su autoridad o vínculo abuse de una persona, agravando aún más su situación si la víctima es menor de edad.
Su situación se complica más al detectarse agravantes al ser menor de edad la víctima, el vínculo familiar, así como las fotografías que se tomaba al momento del abuso, lo que será desahogado en el proceso en su contra.