Vive doña María con 100 pesos

Padece cáncer de encías

PUBLICIDAD

La vida no ha sido fácil para María de Lourdes Muñiz Ibarra de 56 años de edad, durante mucho tiempo padecido de cáncer en sus encías, lo que la dejó incapacitada para trabajar, ella se hace cargo de dos nietos y el más grande tiene que salir a limpiar corrales o predios para regresar con máximo 100 pesos y costear por lo menos una comida al día.

Son habitantes de la calle Corregidora en la colonia Ampliación 21 de marzo, ahí llegó Doña María con sus dos nietos esto tras no poder pagar la renta de una vivienda cómoda.

Triste pero con la esperanza de salir adelante, Doña María construyó un pequeño jacal, con hule, cartón y algunos barrotes de madera para poder ofrecerles algo a sus nietos, lo que estaba dentro de sus posibilidades.

Su hija, la madre de sus dos nietos tiene a su pareja por lo que los niños “no cuadran” en esa relación y fue ella quien decidió quedárselos aun y cuando no tiene nada para ofrecerles.

Durante mucho tiempo María trabajó como empleada doméstica, pero después llegó el problema en sus encías que se le hacía aguadas, poco a poco se le empezaron a podrir los dientes y comenzó el martirio, gracias al Seguro Popular pudo recibir la atención médica necesaria, hoy no tiene ni uno solo de sus dientes, pero el dolor ya no existe.

Ahora no retiene la orina, asegura que tiene algún problema en sus riñones pero no sabe de qué se trate, por eso usa pañal y prefiere no salir de su jacal porque en otras ocasiones lo ha hecho y el resultado ha sido vergonzoso.

Hay días en que no tiene que comer, mencionó que ella puede aguantar el hambre durante algunos días pero sus nietos no.

En días pasados cuando el frio fue muy intenso, Doña María tomaba las cobijas se acostaba junto a sus nietos y se acorrucaban para no sentir tanto el frio, ya que su jacal no tiene ni laminas y el frio es insoportable.

Apenas salió el sol y su nieto también salió a buscar trabajo, en ocasiones regresa sin nada, su abuela menciona que aunque no consiga nada es importante que salga y no para ella, sino para que el día que ella no esté, él sepa cómo ganarse los alimentos.

“Todos aquí me ayudan, quien no me da café, me regala unas tortillas y yo les agradezco mucho porque no sé qué haría sin mis vecinas”, señaló.

Pidió ayuda de la ciudadanía para conseguir láminas y reforzar el techo porque el frio ha sido muy intenso, no pide mucho púes incluso mencionó que no es necesario que las láminas sean nuevas.

Ella construyó una chimenea de bloques para poder mitigar el frio dentro de su jacalito, mencionó que no han querido irse a un albergue por su problema de la retención de orina  por lo que también pidió el apoyo para conseguir pañales de adulto talla mediana.

Interesados en apoyar a Doña María y sus nietos pueden acudir o bien comunicarse al número 866 172 39 17, celular de Johana Aurora Nieto Gutiérrez una de sus vecinas quien constantemente busca la manera de ayudarle.