Vivían niños bajo huizache

En la Comandancia, los oficiales alimentaron a los menores, pues indicaron que tenían mucha hambre

Jesús decidió huir con su amigo Adrián, luego que este no aguanto el maltrato de su madre.
PUBLICIDAD

Dos menores que vivían debajo de un huizache entre el monte ubicado en la colonia Veteranos de la Revolución fueron asegurados por la Policía Municipal, y puestos a disposición de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia.
El aseguramiento de los pequeños Adrián “N”, de siete años, y Jesús “N”, de diez, ocurrió alrededor de las 19:00 horas. Esto luego que vecinos de la calle 16 de Septiembre de la colonia 21 de Marzo, indicaron que al fondo del camino localizado cerca de un conocido bar, pasando el arroyo, se encontraban dos niños, viviendo en el lugar.

Los oficiales les dieron de comer a los pequeños.

Debido que los niños de 7 y 10 indicaban que no querían volver a sus hogares, los colonos decidieron dar parte a las autoridades para que tomaran cartas en el asunto.
Elementos de la Policía Municipal asignados a la patrulla 143 llegaron al sitio, luego de internarse cerca de 50 kilómetros entre el monte, detectando a los niños viviendo entre unas cobijas, bajo un huizache. Al ser cuestionados, los menores dijeron a los oficiales haber escapado de sus casas, alegando ambos, maltrato a manos de sus mamás. Aunque ellos primeramente dijeron ser hermanos, luego confesaron que Jesús decidió escapar con Aarón, ante el maltrato de su madre.

También te puede interesar: Papá baila con su hija porque no tenía pareja en baile escolar

El más pequeño acusó a su progenitora de maltratarlo y debido que su padre vive en Estados Unidos, optó por huir, en búsqueda de quedarse con una de sus tías.
Debido que el menor no lograba dar una dirección precisa para indagar más a fondo en el caso, los uniformados se encargaron de llevarlos a la Comandancia Municipal, en dónde les proporcionaron alimento.
Ahí, el Juez Calificador en turno se encargó de ponerlos a disposición de la PRONNIF, por lo que será dicha instancia quien se encargue de llegar al fondo del caso e indagar si los menores son o no, víctima de violencia a manos de las mujeres que les dieron la vida.

Elementos asignados a la unidad 143, sorprendieron a los niños viviendo bajo un huizache con la ayuda de una cobija.