El Departamento de Bomberos solo reportó cuantiosos daños en la vivienda.

Para evitar pagar el consumo de energía eléctrica una familia del fraccionamiento fundadores decidió estar colgados con dos cables como fusibles, mismo que provocó un corto circuito terminando la vivienda en cenizas.

De acuerdo a la información por parte del subdirector de Protección Civil y Bomberos Leonardo Carrera, el propietario de esta vivienda ubicada en la calle Sebastián de vizcaíno cruce con Paseo del Arroyo identificado como Carmelo Martínez Ceballos de 42 años de edad, tenía en la caja de control los mentados Diablitos.

Los cuales dejan pasar directamente la energía eléctrica, como ésta no se pudo cortar se sobrecargó y vino el cortocircuito, como el cableado del interior comenzó a quemarse esto provocó que los muebles como roperos camas mesas y todo lo existente se incendiara.

Cabe recalcar que al momento del incidente el domicilio se encontraba solo porque sus habitantes habían salido a raíz de este incidente quedó al descubierto que el tener “diablitos” es lo mismo que estar colgados es sumamente peligroso por lo tanto se recomienda no hacer este tipo de maniobras dijo el entrevistado.