Vuelca ebrio en Praderas

Testigos indicaron que el conductor de la Jeep se encontraba borracho y pese a esto, no fue detenido por la Policía.

PUBLICIDAD

Tras intentar dar una “vuelta de bandido” a toda velocidad en su camioneta, un ebrio conductor volanteó para evitar chocar contra otro vehículo, pero solo perdió el control y se subió a un cable tensor de un poste de CFE, el cual usó como rampa y volcó en calles de la colonia Praderas del Sur.

El aparatoso accidente vial fue reportado a los números de emergencias a las 12:30 horas, sobre la calle Villa Florida con avenida Obrero Unidos del citado sector, pero el conductor pese a que se encontraba ebrio no fue detenido tras llegar a un arreglo económico con la Policía.

Fue el oficial José Martin González Galindo, del Departamento de Control de Accidentes, quien anteriormente ha sido denunciado públicamente por los mismos hechos, quien en esta ocasión pidió una fuerte suma de dinero al conductor para no detenerlo.

Por lo anterior, el oficial municipal se negó a proporcionar cualquier tipo de información sobre el accidente para tratar de ocultar los hechos, pero testigos comentaron que el cafre, quien tripulaba una camioneta Jeep Cherokee, de color blanco, se encontraba ebrio.

Así mismo señalaron que la Jeep se desplazaba a toda velocidad por la avenida Obrero Unido con dirección al oriente y al llegar a la calle Villa Florida dio la vuelta hacia el lado derecho a toda velocidad, encontrándose con otro auto, por lo que volanteó para no chocarlo.

Sin embargo el “volantaso” que dio el cafre solo lo hizo perder el control y pese a que no chocó al otro automovilista, se trepó a un cable tensor de un poste de concreto, para después volcar y quedar la Jeep recostada sobre el lado izquierdo.

Finalmente, se solicitó apoyo de una grúa para retirar la unidad dañada mientras que el conductor con toda tranquilidad sacó sus pertenecías de la Jeep y se retiró, tras arreglar económicamente al oficial de Control de Accidentes.