El percance se suscitó cerca de Nuevo Laredo, Tamaulipas después de que la unidad en la que viajaba una familia volcara debido al exceso de velocidad con el que se desplazaba, el saldo una persona muerta y seis lesionados

LONDRES.- Un tanto de Olivier Giroud en tiempo de descuento de la segunda mitad rescató este martes a un pésimo Arsenal en Bournemouth (3-3), que después de una primera parte terrible, en la que permitió tres goles, consiguió evitar una derrota casi segura en 20 minutos de inspiración.
Los hombres de Arsene Wenger, desenchufados, demostrando una imagen colectiva pésima y castigados por los flagrantes errores individuales, estuvieron a punto de caer en el Vitality Stadium y podrían quedarse a 11 puntos del líder, el Chelsea, si éste derrota el miércoles en White Hart Lane al Tottenham Hotspur.
Apenas 16 minutos tardaron los londinenses en recoger el balón de las mallas por primera vez, el tiempo que tardó Daniels en incorporarse al ataque, aprovechar el mal día del lateral español Héctor Bellerín, al que superó con facilidad y batir a Petr Cech. La motivación y las ganas de los de Eddie Howe contrastaban con la pasividad del Arsenal, a remolque en todo momento e incapaces de hacer frente a la presión arriba del equipo local.
Sólo cuatro minutos después del tanto de Daniels, el suizo Granit Xhaka cometió un infantil y evitable penalti -el enésimo de la temporada- para dejarle en bandeja el 2-0 a los de casa.
No falló desde los once metros Callum Wilson y el Bournemouth dejó prácticamente visto para sentencia el duelo ante un rival completamente ahogado.
A la vuelta de vestuarios, en el 58, Fraser marcó el tercero de los ‘Cherries’: en una jugada muy protestada por los ‘Gunners’, le ganó la posición a Bellerín -en falta- y superó a Cech.
La reacción de los visitantes coincidió con la entrada al campo de Lucas Pérez, y en el 70, Alexis Sánchez, nuevamente el mejor de los suyos, recortó distancias al enviar a las mallas un balón peinado por Giroud en el primer palo.
Lucas, con un golazo de volea, metió al Arsenal en el partido a falta de un cuarto de hora de juego y el miedo en el cuerpo a los de Howe. Y Giroud, el héroe de los suyos el pasado domingo con un magnífico tanto de escorpión sobre el Crystal Palace, acudió al rescate en el tiempo de descuento con un tanto de cabeza, al minuto 92’. Así las cosas, los de Wenger, en 20 buenos minutos finales, consiguieron salvar un punto ante un Bournemouth qué acusó en exceso la expulsión de Francis en los instantes finales.
Con este empate, el Arsenal se mantiene en cuarta posición, con 41 puntos, pero podría perder el puesto en Liga de Campeones si el Tottenham consigue derrotar el miércoles en casa a un Chelsea que buscará su decimocuarto triunfo consecutivo.