En Estados Unidos existe un pez con un trastorno incurable de la vejiga. Problema que lo obliga a permanecer en el fondo de la pecera, sin la posibilidad de mantenerse erguido en el agua. Se trata de un carpín dorado; sin embargo, es gracias a una curiosa silla de ruedas que este amiguito puede estar nuevamente como pez en el agua. Literal.