Las Águilas dejaron en tres derrotas su racha negativa ante los Pieles Roja

LANDOVER.

Carson Wentz hizo magia para evadir la presión, y la defensa de las Águilas presionó en las jugadas de pase al ataque los Pieles Rojas: el resultado, Filadelfia cortó una racha de tres derrotas en contra de Washington, y el coach Doug Pederson se ganó un buen baño de Gatorade.

Wentz logró dos pases de touchdown mientras que Kirk Cousins fue capturado cuatro veces, y al final las Águilas derrotaron 30-17 a los Pieles Rojas.

El quarterback de Filadelfia sumó 307 yardas, y aunque le regresaron una intercepción hasta las diagonales, cometió menos errores que Cousins, a quien le interceptaron en la línea de gol y soltó dos veces el balón.

El receptor de las Águilas Nelson Agholor atrapó un pase de 58 yardas de Wentz para anotar, luego de que el pasador evitó la captura de Jonathan Allen y Preston Smith, y dijo que su pasador era un “mago”.

“No sé cómo hace eso (evitar la captura)”, dijo el tacle izquierdo Jason Peters. “Tiene una gran habilidad para sentir la presión y sale de ella y además logra una jugada por el centro del campo”.

Cousins completó 23 de 40 pases para 240 yardas, mientras que Wentz se fue con 26 completos en 39 intentos, dos anotaciones y dos capturas.