‘Yo maté al Gato Negro’

Le debía mil pesos de una máquina de soldar; dejó demasiadas pistas y la autoridad lo detuvo

Al calor de las copas, Adrián Emmanuel “V” confesó a sus amigos que había asesinado a golpes a un vecino de la colonia Otilio Montaño que se negaba a pagarle una máquina para soldar.
PUBLICIDAD

Al calor de las copas, Adrián Emmanuel “V” confesó a sus amigos que había asesinado a golpes a un vecino de la colonia Otilio Montaño que se negaba a pagarle una máquina para soldar que le había vendido.

Adrián de 27 años, pensó que había cometido el crimen perfecto, pero dejó decenas de cabos sueltos que fueron aprovechados por las autoridades para identificarlo y arrestarlo para que responda a las acusaciones en su contra.

Te puede interesar: Boquetazo en coppel

A las 11: 30 de la mañana, el imputado regresó ante el Juez, Homero Salinas para responder al uso de las tarjetas de crédito de Félix Betancourt después de su asesinato, permitió identificar y obligarlo a comparecer ante la autoridad.

De acuerdo a la información, a las 6 de la madrugada del viernes 30 de marzo la víctima mejor conocida como “El gato negro” fue asesinado a golpes en su domicilio de la colonia Otilio Montaño.

Al lugar arribó, Adrián mejor conocido como “El Pelón” a reclamarle que se estaba negando a pagarle una máquina de soldar que le había vendido, repentinamente empezaron a discutir y el agresor tomó una pala con la que lo golpeó en la cabeza.

El joven de 27 años de edad le quito sus objetos personales, entre ellos su cartera donde llevaba 6 mil pesos en efectivo, la tarjeta de su pensión, así como las llaves de la camioneta Blazer 1999 color verde con vidrios polarizados, para después darse a la fuga.

El agresor no contaba que un sobrino lo había visto a bordo de la camioneta cuando se daba a la fuga, pero la dejó abandonada en calles de la colonia Mezquital del Valle atravesada en una cochera.

Al día siguiente del crimen, el acusado acudió a la casa de unos amigos donde los invitó una carne asada y unas cervezas que compró en negocios del mismo sector con la tarjeta de la víctima, sin pensar que todo quedó guardado en la cámara de seguridad.

Pasada la tarde, el presunto responsable le pidió a un amigo que lo llevara a una casa de empeño ubicada en el mismo sector a comprar un teléfono celular pero le pidió su credencial de elector porque iba a pagar con la tarjeta de crédito de su novia y no llevaba identificación.

También te puede interesar: Mataron al ´Gato´por deuda de mil

Posteriormente se regresaron al lugar donde estaban ingiriendo bebidas embriagantes, incluso al calor de las copas Adrián les confesó que la tarjeta se la había robado al “Gato Negro” porque se negaba a pagarle una deuda.

“Yo se la robé al viejo que se estaba pasando de lanza, cuando fui a reclamarle se puso difícil y se me pasó la mano”, reconoció mientras les pedía que no dijeran nada porque era capaz de atentar contra ellos también.

Al día siguiente, elementos de la Agencia de Investigación recibieron el estado de cuenta de la tarjeta de la víctima, acudieron a los negocios e identificaron a quien estaba haciendo los movimientos.

Dentro de las pruebas que existen en su contra se cuenta con el testimonial del vecino de la víctima quien lo vio escapando con la camioneta, los videos de seguridad de las cámaras del establecimiento, el testimonial de los supuestos amigos, entre otras cosas.

Al escuchar los datos de prueba, el Juez decretó auto de vinculación a proceso, es decir continuarán las investigaciones en su contra por el delito que se le acusa, mientras tanto permanecerá recluido en el penal de Saltillo.